El taller de calzado que seduciría a Gatsby

María Cedrón REDACCIÓN / LA VOZ

MELIDE

PEPA LOSADA

Los hermanos Laia fabrican a mano desde hace 25 años en Melide zapatos de piel de curtido vegetal que envían a Australia, Canadá, Francia y Alemania

18 ago 2016 . Actualizado a las 08:22 h.

Hay un lugar en Melide en el que probablemente habría parado Scott Fitzgerald para tomar nota a la hora de diseñar el vestuario de El gran Gatsby. Es un local abierto en la plaza do Convento de Melide por el que pasa todo grupo organizado que hace el Camino Francés o esos escolares que llevan los colegios para que puedan ver de primera mano cómo trabaja un zapatero. Ese establecimiento mágico en el que cualquiera puede entrar para que le tomen las medidas del pie y hacerse unos zapatos a medida es Laia, un taller que fundó Ramón Laia y al que luego fueron incorporándose sus hermanos Miguel y Toño.

Estos tres artesanos son capaces, con sus manos, de hacer en tan solo una jornada laboral un par de zapatos Oxford a dos colores que, además de dar un toque de elegancia como el de nuestro señor Gatsby, son tan cómodos para el pie como lo es para la mano una suave manopla de piel de cordero.

De momento no han enviado ninguno a una de esas formidables casas de Long Island como la que tenía Gatsby, pero ya lo han hecho a Australia, Canadá, Alemania y Francia. «Pola páxina ven o que facemos, aínda que non ten shop online, basta con mandar un correo electrónico para pedir o que queiran», dice Ramón.