El Compostela revisa su plan de ruta

Manuel García Reigosa
M. G. Reigosa SANTIAGO / LA VOZ

SANTIAGO

PACO RODRÍGUEZ

El nuevo objetivo es entrar en el «play off» y Míchel Alonso apunta que «es importante asumirlo y, a partir de ahí, trabajar para conseguirlo»

15 feb 2024 . Actualizado a las 21:40 h.

Los números y el fútbol obligan al Compostela a revisar su plan de ruta para las doce jornadas de Liga que restan. Después de veintidós partidos disputados, el equipo azul y blanco es sexto en la tabla, a 14 puntos del Zamora y a 15 de los colíderes Pontevedra y Ourense. Es un proyecto que arrancó con la pretensión de estar en ese pelotón, pero se descolgó a las primeras de cambio y le está costando incluso alcanzar la quinta plaza. Se encuentra a dos puntos del Guijuelo, y a cuatro del Rayo Cantabria, cuarto. Y no resulta fácil la reprogramación cuando el escenario al que se enfrenta el colectivo es peor que el esperado para estas alturas de curso.

El punto de partida, sin embargo, no es malo. A tenor de las reflexiones del entrenador, Míchel Alonso, en la antesala del partido de este sábado ante el Fabril, nadie trata de poner paños calientes ni de enmascarar la trayectoria hasta la fecha, ni el horizonte que se abre. No le dolieron prendas al poner en contexto las dos últimas derrotas: «Por los rivales que eran, nos pusieron en nuestro sitio. Es lo que hablábamos semanas atrás. Ahora estamos en una liga diferente, la de meterse en play off. Y tenemos que ser todos conscientes de que es por lo que tenemos que pelear».

Ese es el objetivo en el que tiene que volcarse el equipo, y el debate no es ajeno al vestuario. «Lo hablamos con los jugadores. Cuanto antes nos demos cuenta, tendremos mucho camino andado. El objetivo era otro, la Liga se dio de esta manera. Al final estamos dónde estamos. Es importante asumirlo y, a partir de ahí, trabajar para conseguirlo», añade el entrenador.

En cualquier caso, quiso poner en valor el hecho de estar en disposición de pelear por entrar en la zona de promoción de ascenso: «Tengo una frase que digo siempre, que piensas que estás mal y puedes estar aún peor. Es cierto que asumir un descenso del objetivo inicial no es fácil. A los jugadores les está pesando, es indudable. Estamos trabajando sobre eso».

También fue claro al situar la lupa sobre el juego, y más en concreto sobre la falta de contundencia en determinadas acciones: «Cuando estás mal estás mal por muchos factores. Al final, focalizar no es fácil». Reconoce que el plan de partido en Ourense, la apuesta por dominar a través de la posesión de balón, no salió como estaba previsto: «No fuimos capaces de imponernos. A partir de ahí es complicado. La idea era otra».

Echa en falta algo más de mordiente: «Ahora mismo somos un equipo que tiene que pensar en tener el balón, tenerlo en campo rival, estar cerca de la portería contraria. En otro contexto de partido, nos cuesta mucho. Es la realidad. Sabemos que tenemos que mejorar en eso. Estamos trabajando en eso. Para ser competitivos de verdad, en lo que nos falta, tenemos que ser competitivos en todo, para atacar y para defender».

Parafraseando una de las célebres citas de Menotti, el Compos no acaba de ser ni toro ni torero y esa indefinición le pasa factura. Míchel Alonso acepta el análisis: «Esa no continuidad en un modelo nos está castigando. Creo que ahora somos claramente un equipo que tiene que pensar en tener el balón y tenerlo en campo rival para ser competitivos. Pero en todo lo otro tenemos que mejorar. La idea es clara: atacar juntos para poder defender juntos. En este tramo que llevo aquí tuvimos momentos en los que el equipo estuvo bien y ahora venimos de un momento en que no estamos bien y de ahí estos últimos resultados».