A Rula


Contacté con el Colectivo A Rula. Mera conversación entre un perro viejo de la arqueología cuando la arqueología eran Fernando Acuña, Raquel Casal y muy pocos más, y una gente a la cual desde luego no se le puede negar que está al pie del cañón un día sí y otro también en la defensa del patrimonio.

En fin, charlé con alguien llamado Luis Leclere. Me dio la impresión de ser una persona convencida de lo que hace, pausada, de habla incluso con un toque de monotonía, pero con una voz que lo hace fiable. Sabía lo que decía. No soltó ni un panfleto, cosa rara hoy en día cuando en ese mundillo parece ser que o te expresas en gallego o no deberías tener franco el paso, con auténticos ayatolás elegidos por la divinidad que, por cierto, ignoran el significado de la palabra gracias.

Pero esa es otra historia. Luis Leclere dijo otra cosa que me pareció interesante, y más en estos momentos en los que el personal no anda con la moral muy alta: también hay que hablar en positivo, hay que dar valor a las cosas, no quedarse en la mera denuncia en plan -y el ejemplo es mío- ojo a esos madereros que se cargan mámoas, la última en A Baña, con una Dirección Xeral de Patrimonio que siempre va a paso de tortuga por lo cual roza la inoperancia (la opinión es también mía).

Ese dar valor a las cosas es fundamental, y ahí coincidimos ambos. En el entorno humano no se le daba valor a, por ejemplo, Baroña, cuando el firmante denunciaba allá a finales de los 70 que se hacía impunemente motocrós por encima de las viviendas y las murallas del castro sin que a nadie le quitara el sueño. Hay que aprender a llenarnos de orgullo de lo nuestro y defenderlo. Y en esa batalla está A Rula. Buena noticia.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

A Rula