La Catedral de Santiago despliega su magnificencia para el público de casa

Reabrirá con el nuevo año santo, sin reserva pero con control de aforos


santiago / la voz

«Que aprovechen ahora los de casa, que esta oportunidad no volverá a haberla». Así se expresaba Daniel Lorenzo, director de la Fundación Catedral, ante la inminente reapertura de la Catedral de Santiago tras dos meses afectada por las obras, sin peregrinos que recibir ni misas que celebrar. Tras la apertura de la Puerta Santa en la tarde del 31 de diciembre, el templo quedará a disposición de todos los fieles, visitantes y curiosos, como siempre en la «casa de Dios». Se podrá entrar, además, sin reserva previa, aunque con control de aforos. Pero como prácticamente no habrá ni peregrinos ni turistas, por las restricciones de la pandemia y los intermitentes cierres perimetrales, el templo renovado y en todo su esplendor -tras una década de restauración y la inversión de más de 34 millones de euros-, quedará a disposición de los compostelanos, en particular, y de los coruñeses y gallegos en general, que podrán aprovechar una oportunidad histórica, ya que no es habitual encontrarse el monumento libre de curiosos. «Será un privilegio», enfatizó Daniel Lorenzo.

La curia del templo compostelano siempre fue reacia al sistema de cita previa para las visitas a la catedral. El arzobispo y el deán repitieron, por activa y por pasiva, que un lugar de culto no puede cerrarse a los fieles ni se les puede cobrar por entrar. Se referían a la necesidad de mantener un control que preservase las obras de conservación, pero el mensaje vale también ahora para el coronavirus. El día 1 de enero del 2021, con el flamante año santo, se retomarán las visitas y tendrán carácter libre; es decir, cualquier persona que quiera admirar el resultado de la rehabilitación podrá hacerlo colocándose en la entrada de la Puerta Santa y accediendo al interior del templo para hacer un recorrido por la nave central, señalizado para evitar cruces de personas entre los que van y los que vienen. «Tenemos la experiencia de estos meses de obras en los que hemos trabajado con aforos limitados y aprendimos a manejar los grupos en función del espacio», asegura Lorenzo. «Además, la gente fue muy seria y muy respetuosa». Y por eso se descartó la cita previa. «Preferimos un buen sistema de información. Si alguien llega y el aforo dentro está cubierto, se le dice que vuelva tres horas después. Pero no esperamos que haya colas, al menos no mientras haya restricciones».

La catedral estará abierta todo el día, aunque posiblemente no lo haga a las siete de la mañana, como era habitual, porque no llegarán los peregrinos que acostumbraban a ir a primera hora. En los primeros meses del Xacobeo 21 solo habrá dos misas en el templo, la de 12.00 y la de 19.30 horas, aunque más adelante se ampliarán hasta cuatro al día. Serán solo en el Altar Maior, porque la mayoría de las capillas están todavía en obras y porque las recomendaciones sanitarias aconsejan no hacer uso de recintos tan pequeños. «Estarán disponibles solo para la oración íntima», dice Lorenzo.

Y como los abrazos entre personas no están permitidos, de momento, los del apóstol, tampoco. Por ahora no se podrá repetir esa tradición de besar el santo ni de darse los croques contra la figura del maestro Mateo. Lo que sí se podrá hacer es admirar el espectacular movimiento del botafumeiro, que remozado como el resto de los elementos de la basílica, impregnará de incienso las naves de nuevo a partir del día 30, fecha en la que se conmemora la Traslación de los restos del apóstol Santiago; esta vez, con el presidente de la Xunta como oferente.

El Pórtico de la Gloria podrá verse al margen del museo, pero no se decidió si será gratis

Con la ceremonia de la Traslación dará comienzo una serie de actos previos al arranque del año santo que culminarán en la tarde del 31 con el acto de apertura de la Puerta Santa. Con un martillo de plata donado por un matrimonio de peregrinos alemanes, el arzobispo Julián Barrio golpeará la puerta y esta se abrirá sin que haya que derribar el muro de cemento que antes se levantaba en el interior, una tradición que se rompe no solo por el coronavirus, sino también para preservar el monumento. Junto al arzobispo, una comitiva formada por un reducido grupo de eclesiásticos llegará a la Puerta Santa en procesión desde Platerías y entrará en el templo para asistir a la ceremonia de apertura del año santo. Unos 70 fieles, previa reserva, podrán seguir la ceremonia desde el claustro de la catedral, y también en la plaza de A Quintana se podrá asistir a la apertura de la puerta, pero con control de aforo y guardando las distancias de seguridad.

Obras pendientes

Y aunque se logró el reto de acabar las obras de restauración antes del inicio del año santo, todavía quedan flecos pendientes, como la mejora de las capillas interiores y la rehabilitación de la escalinata y de la cripta con entrada desde la plaza del Obradoiro. Cuando finalicen esos trabajos -posiblemente en el mes de marzo- se podrá acceder al Pórtico de la Gloria otra vez desde dicha plaza, como era lo habitual, lo que permitirá separar la entrada de su visita de la del resto del museo. Lo que no se decidió, todavía, es si será gratis.

Seis hitos en una década de obras

 

27-10-2009

Lavado de cara en la Torre del Reloj

 El ambicioso proyecto de restauración de la Catedral de Santiago se puso en marcha el 27 de octubre del 2009 con la aprobación del Plan Director. Las obras empezaron con la restauración de la fachada de Azabachería y de la Torre del Reloj o Berenguela. En esa primera fase también se operó sobre las cubiertas del Pórtico de la Gloria.

21-01-2014

Verdín y goteras: una situación insostenible

 En enero del 2014 las lluvias no dieron tregua. Las goteras en el templo y el verdín y las plantas que se comían la fachada confirmaron que la actuación tenía que ser urgente. El 20 de noviembre se firmó un protocolo entre el Gobierno central, la Xunta y la Fundación Catedral por el que se habilitaban 17 millones de euros para la restauración.

21-10-2016

Hallada una escultura del maestro Mateo

 Las obras de la catedral fueron una caja de sorpresas. El equipo de restauradores del Pórtico de la Gloria, que empezó a trabajar en el 2016, descubrió una nueva escultura del maestro Mateo. No fue el único tesoro oculto desvelado por las obras de restauración, que mostraron nuevas imágenes y detalles en espacios escondidos o degradados.

13-01-2017

Andamios en la faz más fotografiada

La actuación en la fachada del Obradoiro hizo viral una imagen hasta entonces nunca vista y que se convirtió en icónica, la de la catedral rodeada de andamios. En el 2017 se restauraron también las pinturas y se recuperaron los zócalos de mármol de la Capilla Maior del templo, así como las cubiertas de la cabecera y de las capillas de la girola.

28-06-2018

El Pórtico de la Gloria asombra al mundo

 Secretos desvelados y tesoros hubo muchos, pero nada comparable al minucioso trabajo de recuperación de las figuras del Pórtico de la Gloria, financiado por la Fundación Barrié, que se dio a conocer en junio del 2018 y que provocó la admiración de todo el mundo. El 30 de octubre de ese mismo año, el rey Felipe VI visitó los trabajos.

18-12-2020

Presentación de las obras del interior

 Los trabajos en el interior de la nave permitieron recuperar el esplendor de los dorados y los plateados del Altar Maior, así como las policromías de las columnas, los colores originales de angelotes y figuras y las piezas del órgano, restauradas una a una. Aunque faltan obras menores, todo está listo para que empiece el Xacobeo 21.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

La Catedral de Santiago despliega su magnificencia para el público de casa