Los clubes sociales adaptan protocolos para poder dar servicio a sus abonados

Limitaciones, mascarillas, distancia e higiene para seguir disfrutando del ocio


A Coruña / la voz

La desescalada y los pasos hacia la denominada nueva normalidad también se están dando en clubes sociales de toda la provincia. Sedes, instalaciones deportivas, cafeterías y otros espacios de las entidades ya están recibiendo a los usuarios, aunque sea con cita previa o con el aforo limitado, utilizando mascarillas y gel desinfectante y respetando normas y protocolos para garantizar la seguridad.

En el Sporting Club Casino de A Coruña, con 9.000 personas que tienen derecho a disfrutar de sus servicios, «abrimos o que puidemos abrir», comenta el presidente, Juan José Medín Guyatt. Así, en el edificio social, ubicado en la calle Real coruñesa, ya se puede acceder a la cafetería y utilizar al gimnasio. También está abierto el billar, aunque todavía no se puede jugar a las cartas, al parchís o al dominó.

Deportes y campamentos

«Fai case tres semanas que se poden xogar partidos individuais de tenis e pádel, e agora xa poden ser por parellas», resalta Medín haciendo referencia a las actividades que se llevan a cabo en la sede de A Zapateira, donde la piscina climatizada y el gimnasio pueden usarse bajo cita previa. «Cando o tempo o permita» se abrirán las piscinas exteriores.

Similar está siendo el proceso en otras entidades, como el Club de Campo de Ferrol, que cuenta con unos 4.500 socios entre titulares y beneficiarios. Allí, desde hace una semana se puede regresar al complejo deportivo para disfrutar de la piscina y del gimnasio.

«No hay actividades dirigidas, porque ya para el verano hay una bajada de participantes y no tiene sentido», apunta Elena Horjales, presidenta de la entidad. La directiva se muestra contenta «por la acogida que tiene la apertura de las instalaciones, que son muy amplias y dan garantías para mantener la distancia de seguridad».

Ahora, una de las prioridades es organizar campamentos infantiles: «Claro que ofreceremos el servicio, pero de momento no está habiendo una gran demanda. Seguramente por prudencia, así que habrá que esperar a ver qué pasa con la nueva normalidad».

En el Club del Mar de A Coruña se funciona a pleno rendimiento, aunque con aforo limitado. La presidenta, Marián Ferreiro, explica que «os usuarios están vindo e fano de xeito moi progresivo e con prudencia». Al acercarse el verano, en el Club del Mar están preparando ya los campamentos destinados a los más pequeños: «O tema infantil e xuvenil é prioritario para solucionar os problemas de conciliación que poidan ter os pais. Por iso xa estamos traballando neles e na ludoteca». Tras no pasar la cuota de abril y en mayo cobrar algo menos del 50 %, ahora «valoramos a posibilidade de axudar dalgún xeito ás persoas que se puideran ver afectadas pola crise», apunta.

La piscina de Cee abrirá el 22, gratis para los abonados en junio

La piscina de Cee abrirá el día 22, y como explicó Andrés Eirís, gerente de la empresa que tiene la concesión de las instalaciones, lo hará «sendo gratis para os abonados ata final de xuño». Asimismo, prevé descontar en el recibo de julio el tiempo que las instalaciones estuvieron cerradas en el mes de marzo.

A partir del 1 de julio, Eirís espera «abrir coa maior normalidade posible todos os servizos, sempre cumprindo as normas que se fixen». En el gimnasio lo ve más fácil que en la piscina, ya que en el primer caso «teremos que separar un pouco as máquinas e reforzar a limpeza». Las piscinas al aire libre tendrán control de aforo y se podrá reservar por teléfono o por aplicación.

Con la entrada en la fase 1 se reactivaron los entrenamientos personales con un monitor que impartía una sesión de una hora y, al finalizar, dedicaba 15 minutos junto con el equipo de limpieza a higienizar la sala: «Ese servizo estivo cheo», asegura Andrés Eirís. También apunta que se celebrarán los campamentos veraniegos «máis ou menos como o ano pasado, que se fixeron catro quincenas».

Actividades en O Couto

En la aldea de O Couto, en Ponteceso, la Fundación Pondal tuvo que posponer su tradicional Festiletras, pero el primer fin de semana de septiembre se llevará a cabo: «Durará tres días e os actos repartiranse en máis espazos. Nesas xornadas haberá animación, porque había grupos e compañías que xa ían vir actuar en maio e quixemos manter o compromiso de contar con eles», comenta Xosé María Varela, gerente de la entidad. También se mantendrá la Escola de Verán con actividades de 3 a 18 años: «Os nenos e as nenas cantan, bailan, teñen teatro, artesanía, natureza...». A finales de agosto una decena de adultos acudirán a un campo de voluntariado.

«Habrá eventos con aforo limitado y cita previa para controlar a los asistentes»

Con más de 90 años de historia, el «Liceo de Noia ya superó la Guerra Civil, la posguerra y esto también lo va a superar», asegura el presidente de la entidad, Óscar Prego. Mientras las instalaciones estuvieron cerradas, se aprovechó para realizar mejoras que «cuando hay gente son más complicadas de hacer».

Lo primero que se abrió fue la sala de exposiciones y la terraza de la cafetería, que ahora ya está operativa siguiendo las indicaciones de las autoridades sanitarias. Después se habilitó el área recreativa de Ceilán y la pasada semana pudo utilizarse ya el gimnasio «con un amplio protocolo de seguridad que publicamos en nuestras redes sociales y siempre con cita previa. Por cada hora de entrenamiento hay otra de desinfección». Ahora, en el Liceo de Noia trabajan para celebrar eventos: «Habrá aforo limitado y cita previa para controlar y distribuir a los asistentes».

Tampoco se olvidan de los más pequeños, ya que Prego indica que «estamos estudiando qué actividades se pueden llevar a cabo para facilitar la conciliación. Algunos padres lo sugirieron y estableceremos un protocolo seguro».

«La gente se muestra feliz porque puede volver a retomar sus actividades cotidianas»

 

 

En el Aeroclub de Santiago van dando pasos para ofrecer todos sus servicios a las más de 1.300 familias que disfrutan de sus instalaciones. «La gente se muestra feliz por volver a retomar sus actividades cotidianas», afirma Marisa Barandiarán, gerente de la entidad. La práctica del golf fue lo primero que se retomó en el club compostelano: «Tiene dos ventajas. Una es que es una disciplina al aire libre y en la que los protocolos de juego ya marcan una distancia. La otra es que los profesionales y la Federación elaboramos un protocolo y se lo pasamos a Sanidad y al Consejo Superior de Deportes. Esa colaboración lo hizo más fácil».

No fue tan sencillo poner en marcha el pádel y el tenis, ya que «al no haber normas claras era más desconcertante». Menos complejidad tuvo aplicar las nuevas normas de seguridad en las piscinas, porque «Sanidad lo tiene clarísimo». Lo que, por ahora, no ha regresado es la sección de vuelo: «Estamos elaborando protocolos para realizar las desinfecciones de las avionetas», aclara Barandiarán. Tampoco está abierto el centro ubicado en Xeneral Pardiñas, un espacio «más social, donde se juega a las cartas, y que cuenta con gimnasio. Aquí también estamos trabajando para que vuelva a estar operativo lo antes posible».

Como en otras entidades, «preocupan mucho los niños» asegura la gerente del Aeroclub de Santiago. «Queremos diseñar actividades para los niños, porque necesitan estar al aire libre y jugar, y también los padres las necesitan para conciliar. Es en donde estamos más volcados ahora mismo para buscar soluciones durante el verano». Marisa destaca «la buena disposición que están mostrando los usuarios del club, que en todo momento cumplen las normas».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los clubes sociales adaptan protocolos para poder dar servicio a sus abonados