Los concesionarios lanzan ofertas históricas para agotar existencias

Atraen a clientes compradores con descuentos de 8.000 euros y meses de carencia


santiago / la voz

Los concesionarios de coches de Santiago apuraban este viernes el cierre del mes más atípico de la historia de la automoción. Unas semanas marcadas por el desconfinamiento, las citas previas, la llegada de clientes auténticamente interesados por cambiar de vehículo y, sobre todo, por unos descuentos muy potentes y facilidades sin precedentes. El apuro es máximo para sacar de las exposiciones, las naves y las campas todo lo que está matriculado y así dar cabida a los nuevos modelos que las fábricas necesitan colocar con un urgencia, permitiendo la reactivación de todo el sector.

Las acciones de las marcas y de los propios concesionarios han dinamizado el mercado local por encima de las expectativas, y firmas como Toyota ya han incorporado a todo su equipo de ventas ante el «ambiente» y el goteo de clientes en tienda, afirma Manuel Tanoira, de Compostela Móvil. «La marca está aportando con un bloque de ayudas muy fuerte, y por primera vez lo hace a la vez en vehículos nuevos, usados y en posventa. El límite de los descuentos, según el modelo, alcanza los 8.000 euros, una oferta que coincide con las activadas por Caeiro para Renault y Nissan. Toyota, además, regala dos mantenimientos si se financia con la casa nipona, y abre la posibilidad de dejar tres meses de carencia, esto es, sin pagar cuotas hasta después del verano, para aquellos que puedan estar ahora pasando por un ERTE.

En Compostela Concesionario, Kia también se ha volcado en el aplazamiento de pagos con hasta cuatro meses de carencia en el renting, intereses al 3,95 % y descuentos adicionales de hasta 500 euros para los clientes que acrediten pertenecer al personal sanitario o a las fuerzas de seguridad. Manuel Lorenzo, director comercial, prefiere que las personas interesadas fluyan con más libertad por las tiendas, «más liberadas», y ve las citas previas algo «forzadas», aunque su colega de Toyota también aprecia aspectos positivos a esta forma de trabajar: «Hay más control horario y te organizas mejor», asegura Tanoira.

En el concesionario Seat del grupo Bonaval también tienen precios muy agresivos. Uno de sus coches insignia, el León, está a punto de ser renovado, y la última versión cuenta con descuentos notables. «Lo normal es pagar por un León unos 20.000 euros, y ahora están saliendo unidades por 16.000», indica Fermín Salgado. El Tarraco, uno de los últimos en llegar a la familia y con precios más caros, tiene una rebaja de hasta 8.000 euros en las versiones más sofisticadas, y la casa alemana de origen español también se ha fijado en las cuotas como gancho, dando la posibilidad de pagar desde 5 euros al día a lo largo del 2020 y al siguiente año ya regularizar el precio a plazos.

En Dimonorte, concesionario Peugeot, esperan recibir información del grupo PSA a partir de mañana, pero los coches que dependen del grupo, los matriculados y seminuevos, ya tienen descuentos de entre 1.500 y 3.000 euros. «Los matriculados son los que hay que sacar antes porque pierden valor. No es lo mismo el coche con 15 días que con seis meses», advierte un responsable de ventas de la tienda de Milladoiro, que afirma que es un buen momento para comprar coche.

Mario González, de Gonzacar, es de los que cree que se irá saliendo «poco a poco porque la situación es complicada y es normal que la gente se lo piense», pero entiende que por marcas como Ford no va a quedar. De nuevo es en la sección de seminuevos en donde el concesionario hace descuentos de hasta el 35 %, mientras que la casa financia tres cuotas y el cliente puede aplazar el pago de otras tres, empezando los desembolsos mensuales en octubre.

Land Rover y Jaguar pierden presencia, y Galcar se queda con Mitsubishi

Compostela ha ido recuperando en la última década marcas de automoción que desaparecieron temporalmente por los efectos de la larga crisis de matriculaciones que comenzó en el 2009. Tras algunas dramáticas desapariciones, los cambios de titularidad y fusiones en el sector de la automoción permitieron el regreso de Jeep, Alfa Romeo o Volvo, pero este año se han perdido dos casas de referencia y con importantes ventas en los últimos tiempos, Land Rover y Jaguar, sobre todo en la firma especialista en todoterrenos por excelencia. Trigocar cerró sus puertas en Santiago y A Coruña y ha dejado libre un local interesante para la automoción al final del Cruceiro da Coruña, muy cerca del polígono del Tambre, por el que ya han preguntado otros empresarios del sector. Esta sociedad originaria de Lugo, que entró en concurso de acreedores, tenía una tercera representación, la de Mitsubishi, que ha sido rescatada por Galcar, el concesionario de Honda y Subaru que tiene sus instalaciones junto a la ITV del Tambre.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

Los concesionarios lanzan ofertas históricas para agotar existencias