Los concesionarios lanzan ofertas históricas para agotar existencias

Juan María Capeáns Garrido
Juan Capeáns SANTIAGO / LA VOZ

SANTIAGO

xoan a. soler

Atraen a clientes compradores con descuentos de 8.000 euros y meses de carencia

01 jun 2020 . Actualizado a las 13:50 h.

Los concesionarios de coches de Santiago apuraban este viernes el cierre del mes más atípico de la historia de la automoción. Unas semanas marcadas por el desconfinamiento, las citas previas, la llegada de clientes auténticamente interesados por cambiar de vehículo y, sobre todo, por unos descuentos muy potentes y facilidades sin precedentes. El apuro es máximo para sacar de las exposiciones, las naves y las campas todo lo que está matriculado y así dar cabida a los nuevos modelos que las fábricas necesitan colocar con un urgencia, permitiendo la reactivación de todo el sector.

Las acciones de las marcas y de los propios concesionarios han dinamizado el mercado local por encima de las expectativas, y firmas como Toyota ya han incorporado a todo su equipo de ventas ante el «ambiente» y el goteo de clientes en tienda, afirma Manuel Tanoira, de Compostela Móvil. «La marca está aportando con un bloque de ayudas muy fuerte, y por primera vez lo hace a la vez en vehículos nuevos, usados y en posventa. El límite de los descuentos, según el modelo, alcanza los 8.000 euros, una oferta que coincide con las activadas por Caeiro para Renault y Nissan. Toyota, además, regala dos mantenimientos si se financia con la casa nipona, y abre la posibilidad de dejar tres meses de carencia, esto es, sin pagar cuotas hasta después del verano, para aquellos que puedan estar ahora pasando por un ERTE.

En Compostela Concesionario, Kia también se ha volcado en el aplazamiento de pagos con hasta cuatro meses de carencia en el renting, intereses al 3,95 % y descuentos adicionales de hasta 500 euros para los clientes que acrediten pertenecer al personal sanitario o a las fuerzas de seguridad. Manuel Lorenzo, director comercial, prefiere que las personas interesadas fluyan con más libertad por las tiendas, «más liberadas», y ve las citas previas algo «forzadas», aunque su colega de Toyota también aprecia aspectos positivos a esta forma de trabajar: «Hay más control horario y te organizas mejor», asegura Tanoira.