Una docena de paneles guiarán el tráfico según la fluidez del centro

Informarán del nivel de ocupación de los párkings y de alternativas cuando escaseen


santiago / la voz

Las medidas de control de acceso rodado al casco viejo para mejorar la gestión de su movilidad interna y poner orden en la actividad de reparto no son las únicas que plantea el Smartiago, un programa que cuenta con un 80 % de financiación europea y que, además de la mejora del servicio de recogida de residuos, la limpieza viaria y la iluminación ornamental como elemento también de puesta en valor del patrimonio histórico, pretende limitar las emisiones de carbono en su entorno. Y este último objetivo requiere intervenciones de orientación de la movilidad más allá de la almendra monumental, e incluso del perímetro del plan especial de la zona histórica, para evitar tráfico ocioso en busca de aparcamiento en el centro cuando la oferta ya esté cubierta.

Ese es uno de los propósitos de la contratación de nuevos paneles informativos: advertir del nivel de ocupación de los párkings de la ciudad y controlar y redirigir a otras alternativas el tráfico con destino al centro cuando este esté congestionado o en vías de ello. Su adquisición está ahora mismo en proceso de licitación junto con la dotación de nuevos bolardos, cámaras y lectores de matrículas para controlar hasta 16 accesos rodados al casco viejo. Ambas compras suman un millón de euros, un gasto significativo pero que apenas supone el 17 % de los 6.180.000 euros que invertirá el Smartiago.

Esos paneles se distribuirán entre varias entradas de la ciudad y los principales viales distribuidores del tráfico interno para informar del nivel de ocupación y plazas libres en párkings y en aparcamientos en la vía pública (se empezará por varios ámbitos del casco viejo). Los habrá en Antonio Fraguas (periférico), San Caetano, Praza da Paz, Santa Clara, Xoán XXIII, Galeras (dos, uno de ellos antes del cruce con García-Sabell), Pombal, Xoán Carlos I, Rosalía de Castro, Senra y O Hórreo, aquí también habrá dos, uno frente al Parlamento y otro de subida la plaza de Galicia. Donde coincidan con los de la DGT, se sustituirán, ya que los nuevos y sus programas informáticos tendrán mayores prestaciones.

Sus funciones buscan hacer más eficaz la circulación, desde la perspectiva de evitar tráfico en tránsito para estacionar cuando no haya plazas en los destinos más céntricos, descargando por tanto presión sobre el entorno del casco viejo y en el resto del centro. Pero eso requiere también guiar la movilidad de los conductores hacia otras alternativas, lo que hará más amable esa búsqueda y redundará en ahorro de tiempo, combustible y emisiones en general, y específicamente en torno a la zona monumental. Así lo apuntan técnicos municipales en el informe que justifica la introducción de este nuevo sistema de control.

Las recomendaciones de desvíos, información sobre zonas de aparcamiento y restricciones de tráfico que emitirán los paneles estarán disponibles también a través de una App, aunque ese nivel de detalle, por ambas vías, se hará en un paso posterior, cuando se contraten los programas del Smartiago sujetos al proceso de compra pública innovadora adaptada a las características de la ciudad. En materia de tráfico, lo que se está haciendo ahora es adquirir los elementos y software que, a corto plazo, permitirán introducir una logística más avanzada en la gestión de la movilidad, aunque la fase actual supondrá una importante mejora ya.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Una docena de paneles guiarán el tráfico según la fluidez del centro