La cosecha del Ulla llega con calidad

La subzona coruñesa, por razones climáticas y orográficas, cierra las vendimias de Rías Baixas


Cada año, con la llegada del otoño concluye la campaña de recogida de la uva y arranca un proceso casi tan importante como el de la maduración. La subzona del Ulla, la única de toda Galicia de la provincia de A Coruña, es una de las últimas en cerrar la campaña de recolección debido a sus particularidades climáticas y orográficas. Pero la principal diferencia de esta zona respecto a las demás de Rías Baixas es que su producción no depende tanto de la evolución del clima y del comportamiento de la planta. Esto ocurre porque, al tratarse de una subzona de reciente integración en el paraguas del consejo regulador, el volumen de cosecha aumenta cada año debido a las nuevas plantaciones, ya que la superficie amparada para el cultivo de vinos del Ulla es muy superior a la que se utiliza para este fin.

Con las uvas recién llegadas a las bodegas, el Consejo Regulador aún no ha cerrado las cifras oficiales para esta campaña, aunque sí confirma que habrá una reducción global que puede ser del 17 % respecto al año pasado, lo que puede suponer una recolección de unos 32 kilos de uva. También presagia que la del 2019 será una añada «de calidad y muy aromática», ya que la uva llegó sana y con buenas graduaciones», a la espera de analizar el equilibrio de acidez de los mostos, que ahora están en pleno proceso de fermentación.

Prueba de este diferente comportamiento es que en la zona del Ulla la superficie de cultivo no ha dejado de crecer, ya que de las casi ochenta hectáreas registradas en el año 2005 han aumentado de forma significativa, y la última cifra oficial las eleva a 18. Y en base a los proyectos en marcha en varios concellos con nuevas plantaciones, la barrera de las doscientas hectáreas parece estar a la vuelta de la esquina.

Turismo vitivinícola en alza

En algunos casos son proyectos de turismo rural que combinan a la par la producción de vinos, pero también hay casos en los que ocurre lo contrario, bodegas de larga tradición que aprovechando el cuidado entorno y la belleza paisajística de cuidadas hectáreas de viñedo han decidido aprovechar rehabilitados pazos para ofrecer una oferta especial a las puertas de Compostela.

Expansión

En la subzona Ribeira do Ulla están integradas parroquias de Vedra, Padrón, Teo, Boqueixón, Touro, A Estrada, Silleda y Vila de Cruces. La producción ha crecido rápidamente, ya que en el 2005 se recogieron 394.438 kilos de uva y hace un año ya fueron 1.554.177 kilos.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La cosecha del Ulla llega con calidad