Un mar en la mirada

Lucía Domínguez Pereira

RELATOS DE VERÁN

30 ago 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Los ojos inexpresivos de Adela miraban al frente. Sus párpados arrugados estaban rodeados por una aureola de un tono violáceo, y el iris azul siempre había sido tan profundo. Su cara era redonda, y también con enormes pliegues y curvas. Pero eso a ella ya no le importaba, puesto que en el cristal de su ventana veía a una persona muy diferente.

En el reflejo, una joven le devolvía la mirada. Era la costumbre de todos los días pensar en ello. Ella, la playa, la despedida. Cómo no recordar aquel día…

—Toma, para dar un poco de vida a la casa. Sé que te gustan, son del mismo color que…

—Sí, venga, no vayas a perder el barco— le había dicho al hombre, cogiendo la flor que le daba y poniendo una cara de agradecimiento.