Johnny Medina vuelve a sonreír

El brasileño del Teucro jugó sus primeros minutos en el amistoso frente el Ismai diez meses después de su grave lesión de rodilla


Pontevedra / La Voz

Algo más de diez meses después de lesionarse en el partido que enfrentó al Teucro con el Gijón Jovellanos el 11 de marzo de 2017, Johnny Medina volvió a vestirse el miércoles de corto para disputar un amistoso frente al Ismai. En este duelo, el equipo pontevedrés logró vencer por 26-34, demostrando que su preparación con vistas a la segunda vuelta liguera va por buen camino. Pero, sin duda, el gran triunfo fue comprobar que el jugador brasileño está plenamente recuperado de la rotura de ligamento cruzado anterior que sufrió la pasada campaña, viéndose también afectado el menisco, lo que le convierte en un valioso refuerzo para lo que queda de competición.

Cuestionado sobre sus sensaciones en la vuelta a las pistas, Medina reconoce sentirse «muy contento porque la rodilla no me molesta», aunque a la vez admite que «aún me falta un poco más de ritmo, así que hay que seguir trabajando para llegar lo mejor posible al partido ante el Zamora».

Mientras tanto, el club azul ha diseñado una minipretemporada coincidiendo con el parón liguero debido a la disputa del Europeo de Croacia, y tras el partido jugado esta semana en Maia, mañana se enfrentará al Sporting de Portugal en el primer Trofeo Termas de Cuntis de Balonmano y el próximo sábado al Ademar en Lugo. Tres entrenamientos competitivos que el brasileño admite que le vendrán bien para afinar su puesta a punto. «La verdad es que se agradece el poder coger ritmo antes de empezar la segunda vuelta», afirma.

Refuerzo importante

El retorno al equipo de Medina llega como agua de mayo para el Teucro, que en lo que va de liga ha sufrido las bajas de larga duración de Rial y Silva, además de perder a un Colasuonno que abandonó el equipo debido a un grave lesión en la mano que le habría impedido jugar el resto de la temporada. Una situación que convierte su retorno en un refuerzo imprescindible. «Es una lástima porque Jose [Rial] lo estaba haciendo muy bien, pero son cosas del deporte -comenta Medina respecto a su último compañero lesionado-. Así que espero poder seguir al mismo ritmo que él estaba y ayudar al equipo», añade.

Respecto a cómo ha vivido estos meses, dado que nunca antes había pasado tanto tiempo en el dique seco, el pivote brasileño explica que «lo más duro fue saber que me tenían que operar porque hasta el último momento, con el resultado de la resonancia, no me lo esperaba. Y después la recuperación y ver desde fuera los partidos, porque se pasa muy mal», desgrana. De todos modos, se muestra convencido de que la lesión no le pasará factura a nivel mental, y confía en volver pronto a su mejor nivel. «La cuestión es ir poco a poco cogiendo confianza y ritmo -analiza-. Siempre tienes en la cabeza el pensamiento de si puedes recaer, pero hay que perder el miedo y seguir trabajando», agrega.

En cuanto a cómo ha cambiado el equipo desde que él se lesionó, con el Teucro todavía en División de Honor Plata, el pivote admite que el nivel ahora es notablemente mayor. «Está claro que el ritmo es otro. Tenemos más cruce exterior, gente que penetra desde fuera... Así que creo que si seguimos así podemos hacer una buena segunda vuelta», valora. Y aunque los números que ha firmado hasta ahora el Teucro le han permitido llegar al ecuador liguero fuera del descenso, Medina considera que no deben conformarse. «Tenemos que ser ambiciosos, intentar sacar todos los puntos que podamos y optar a estar lo más arriba posible, porque al final de temporada no se sabe qué puede pasar», defiende.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Johnny Medina vuelve a sonreír