«A resolución da valedora deixa indefensos aos veciños e ao Umia», dice el comité de crisis

El Ayuntamiento de Caldas no descarta acudir a la vía judicial


caldas / la voz

Ni objetiva ni imparcial, pues se limita a copiar el argumentario de la Xunta. Es lo que sostiene el comité de crisis del Concello de Caldas de Reis, que acaba de acordar la presentación de alegaciones contra la resolución de la valedora do pobo sobre la queja municipal relativa al río Umia del pasado 14 de septiembre. Para la redacción de esas alegaciones el gabinete que integran todos los grupos políticos con representación municipal -PSOE, PP, ICdR y BNG- decidió solicitar asesoramiento técnico con el fin de dar respuesta al informe recibido. Un posicionamiento el de Milagros Otero que para el comité deja «indefensos» a los vecinos de la localidad y al Umia, «un río contaminado polo encoro da Baxe».

La presentación de esas alegaciones será el primer paso. De no atenderse, el plan B municipal pasa por reclamar por vía judicial los costes de depuración del agua domiciliaria debido a la presencia de cianobacterias en la presa. «O comité de crise alegará contra a resolución da valedora ao considerar que a súa resposta non é obxectiva nin imparcial, pois se limita a copiar o argumentario da Xunta de Galicia», afirma en un comunicado hecho público este miércoles. También considera que la Administración autonómica es quien debe hacerse cargo del sobrecoste del agua potable en Caldas, «toda vez que é ocasionado pola mala calidade do recurso captado do Umia».

El comité entiende que la Xunta no tiene «o máis mínimo interese» en cumplir los compromisos alcanzados en las diversas reuniones mantenidas con este órgano, «xa que seguimos agardando unha resposta do presidenta da Xunta á solicitude cursada para reunirse con este comité de crise».

Lo que solicitaba el 14 de septiembre el comité de crisis en la queja trasladada a la valedora es que se adopten las medidas necesarias para garantizar la óptima calidad del agua y resolver el problema de salubridad generado por la presencia de cianobacterias. También que se lleven a cabo tareas de mantenimiento y limpieza del cauce del Umia «coa regularidade e o alcance esixidos pola lexislación en materia de augas». Asimismo, se trasladaba la pretensión de que se resarza al Ayuntamiento de Caldas de los gastos de depuración extra que debe afrontar la estación de tratamiento de agua potable (ETAP) en el verano como consecuencia de esos problemas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

«A resolución da valedora deixa indefensos aos veciños e ao Umia», dice el comité de crisis