Pósitos de las Rías Baixas se unen para defender la pesca en las islas

Todas las cofradías participan en un proyecto que aspira a evitar nuevas restricciones


pontevedra / la voz

Todas las cofradías de las rías de Pontevedra, Arousa y Vigo están participando en un proyecto que aspira a demostrar la compatibilidad de la pesca de bajura con los valores conservacionistas en el Parque Nacional Islas Atlánticas de Galicia. Se trata de un trabajo impulsado por las cofradías pontevedresas, que ha encontrado eco y colaboración en todos los demás pósitos de las Rías Baixas y que espera conseguir la demostración científica de que la actividad pesquera de la flota artesanal no supone riesgos para la biodiversidad en Ons, Sálvora, Cortegada y Cíes. El estudio se financia con fondos europeos a través del Grupo de Acción Local Pesqueira de la Ría de Pontevedra (GALP), anteriormente denominado Grupo de Acción Costeira, y parte de la iniciativa de los pósitos de Portonovo y Bueu, con el respaldo unánime de la Federación Provincial de Cofradías de Pontevedra y también de los pósitos de la orilla coruñesa de Arousa.

Este trabajo se ha estructurado en dos fases principales. La primera se encuentra a punto de rematar y consiste en la toma de datos de todas las cofradías sobre su actividad pesquera en el entorno inmediato de las islas, así como su importancia para la viabilidad de la flota afectada. A la hora de evaluar el impacto socioeconómico de la pesca en el Parque Nacional, se tiene en cuenta el número de barcos, tripulaciones, capturas, artes, cupos y vedas, entre otras cuestiones.

A continuación, se procesarán los datos recabados para poder alcanzar unas conclusiones que se harán públicas el próximo otoño. Desde la federación provincial se señaló su convencimiento de que este estudio avalará lo que el sector ha dicho en numerosas ocasiones: que la pesca de bajura no daña al Parque Nacional y que, por lo tanto, no deberían aplicársele más restricciones ni limitaciones a la actividad pesquera que las que ya existen en la actualidad.

La futura elaboración del Plan Rector de Usos y Gestión del Parque Nacional (PRUG) pende como una espada sobre la actividad pesquera en las islas atlánticas. El documento, que se llegó a elevar a información pública hace cuatro años, encontró una fuerte oposición en las cofradías porque entendían que salían gravemente perjudicadas por sus directrices. La propuesta de PRUG, que finalmente no llegó a entrar en vigor, establecía una serie de zonas donde se prohibía totalmente la pesca, no solo la deportiva sino también la artesanal o de bajura, en cada una de las islas. También se precisaban áreas de reserva y otras limitaciones en el trabajo habitual de los barcos, lo que causó en su momento una oposición tan fuerte que acabó tumbando el documento propuesto.

No obstante, desde las cofradías de las Rías Baixas se da por sentado el hecho de que, tarde o temprano, la Xunta elaborará un nuevo plan y los pósitos quieren estar preparados para dar la batalla.

En este sentido, el patrón mayor de Portonovo y presidente de la federación provincial de cofradías, José Antonio Gómez Castro, ha defendido siempre la compatibilidad de la bajura en las islas atlánticas con la preservación de la biodiversidad. Desde el sector, se insiste en que ellos son los primeros interesados en que se mantenga la variedad y abundancia de especies en el Parque Nacional, porque precisamente sus empresas y su futuro depende de que se dé esta circunstancia. Lo que rechazan son más limitaciones, que entenderían injustificadas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Pósitos de las Rías Baixas se unen para defender la pesca en las islas