La Diputación de Pontevedra instalará arcos de temperatura en algunos edificios

Alfredo López Penide
López Penide PONTEVEDRA / LA VOZ

PONTEVEDRA

CAPOTILLO

Los servicios de Arquitectura y de Riesgos Laborales ya ultiman el protocolo de intervención

17 abr 2020 . Actualizado a las 19:37 h.

La Diputación de Pontevedra estudia la colocación de medidores termográficos en algunos de sus edificios para determinar la temperatura corporal de las personas y, por tanto, si tienen fiebre. Tal y como precisó la presidenta Carmela Silva, esta tecnología se instalará en aquellos inmuebles que «teñen moita aglomeración de persoas», como puede ser el Oral.

Silva precisó que los servicios provinciales de Arquitectura y de Riscos Laborais ya están realizando el protocolo que determinará no solo las medidas de seguridad frente al coronavirus una vez se levante el estado de alarma, sino qué edificios son los susceptibles de emplear medidores termográficos. En este sentido, precisó que serían aquellos en los que se puedan producir aglomeraciones o que puedan albergar simultáneamente a más de cincuenta personas, toda vez que sería inviable económicamente extender esta medida a la totalidad de inmuebles de esta Administración. «Hai que ser moi rigurosos», remarcó, al tiempo que insistió en que «creo que temos que ter este instrumento».

En una comparecencia vía telemática, la presidenta de la Diputación desglosó las 150 medidas que se han adoptado para hacer frente a la pandemia del COVID-19, actuaciones que prestaron especial atención al centro Príncipe Felipe. No en vano, los niños que alberga esta institución llevan sin tener contacto directo con sus familias desde que se decretó el confinamiento.