El disputado título de Conde de Quirós

El título nobiliario sigue en la familia Millán Mon por «mandato judicial» tras años de litigio en los tribunales


pontevedra / la voz

Son contados los títulos nobiliarios que atesoran las familias pontevedresas. Y el de Conde de Quirós ha sido uno de los más disputados en los últimos años hasta el punto que ha tenido que intervenir el Tribunal Supremo para determinar que el mismo lo siguiese ostentando Isidoro Alejandro Millán Mon.

La lucha librada desde hace catorce años en los tribunales tuvo su origen varios siglos atrás, pero se retomó tras el fallecimiento en diciembre del 2002 del filólogo Isidoro Millán González-Pardo, de tal modo que, tres años más tarde, Juan Joaquín de Puigdorfila Villalonga, Isidoro Alejandro Millán Mon, Lourdes Sáez de Losada y Antonio Sánchez de León y Cotoner, según recogía la revista Hidalguía en el 2005, presentaron sus credenciales para sucederle como conde. Una década después, un juzgado de primera instancia de Pontevedra daba la razón a la familia Millán Mon, un dictamen que no amilanó a De Puigdorfila Villalonga, quien decidió seguir con el proceso judicial, primero, ante la Audiencia Provincial y, posteriormente, ante el Supremo.

Entre los argumentos que esgrimió, artículos de las Leyes de Toro de 1505 -se fijaron tras la muerte de Isabel la Católica, tal y como expresó en su testamento- o la Real Cédula de Carlos IV de 29 de abril de 1804. A fin de cuentas, el titulo le había sido concedido en 1716 a Lorenzo Bernaldo de Quirón, un coronel de infantería asturiano que luchara en Flandes.

A su muerte, le sucedió su sobrino, quien, tal y como recoge la sentencia, tuvo dos hijas de su primera mujer, María Antonia y María Teresa, mientras que con su segunda mujer engendró a Catalina. «La controversia se suscita entre los descendientes de María Teresa -el demandante- y de Catalina -el demandado-», explica la resolución.

«Única y universal heredera»

Lo cierto es que el segundo Conde de Quirós designó a esta última «única y universal heredera» de todos sus «bienes muebles y raíces». En 1984, «Isidoro Millán González Pardo, descendiente de doña Catalina, logra la rehabilitación del título que estaba vacante desde el siglo XVIII, convirtiéndose en el tercer Conde de Quirós. A su fallecimiento, le sucede en el título su sobrino Isidoro Alejandro Millán Mon, ahora demandado».

El Supremo confirma esta situación ratificando la sentencia de la Audiencia de Pontevedra, todo vez que los magistrados aplicaron «el principio de representación a partir del último poseedor legítimo -antes de que se generara derecho alguno para los actuales contendientes- que fue el segundo Conde de Quirós». De este modo, válida que hubiese testado a favor de la menor de sus hijas, de la que desciende por vía directa Isidoro Millán González Pardo. De hecho, se alude a que es quinta abuela del este y, por tanto, sexta abuela del demandado, Isidoro Alejandro Millán Mon.

En todo caso, también se ratifica que, una vez que ha rehabilitado un título que permaneció olvidado tres siglos, «crea nueva línea». A este respecto, la Audiencia asume la permisividad en la transmisión de los títulos nobiliarios que existía en el siglo XVIII, en el que se produce el fallecimiento del entonces Conde de Quirós, una situación que persistió hasta la Real Cédula de Carlos IV de 29 de abril de 1804, que «precisamente se promulgó con la finalidad de establecer una cortapisa a la libertad anteriormente existente que permitía variar el orden de sucesión del título en base a la Ley XLIV de Toro».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

El disputado título de Conde de Quirós