El no a la Lomce persiste en la ciudad

La cuarta jornada de huelga de este curso tuvo un seguimiento notable entre los estudiantes, a pesar de que no se alcanzaron las cifras de anteriores convocatorias


pontevedra / la voz

Pontevedra vivió otro jueves de protestas contra la Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa (Lomce). A pesar del pacto educativo que se negocia a nivel estatal, aulas de colegios, institutos y facultades universitarias sintieron ayer el rechazo a la ley en una nueva jornada de huelga y manifestación, la cuarta en el presente curso escolar.

Las cifras de seguimiento del paro fueron esta vez muy dispares en la ciudad en función del centro. Aunque la Consellería de Educación aseguró que en la provincia la convocatoria fue seguida por el 9,94 % del personal (docente y no docente), hubo institutos de Pontevedra con mucho mayor seguimiento de profesores. Caso del IES A Xunqueira II, donde un 31 % la secundaron, un 13,3% en el Sánchez Cantón o algo menos del 10 % en el Valle Inclán.

En cuanto al alumnado, muchos más se sumaron a la huelga, aunque el porcentaje fue inferior al registrado en jornadas anteriores. Como ejemplo, en el IES A Xunqueira II alcanzó el 65 % de los estudiantes de ESO y bachillerato, mientras que en el Sánchez Cantón y en el Valle Inclán faltaron a clase el 60 % y 50 %, respectivamente, con lo que hubo bastantes aulas vacías. «Había algunos exámenes programados y evaluaciones en quince días, eso pudo tener que ver», comentó a La Voz un director de instituto. En algunos colegios la incidencia también fue importante, caso del CEP Marcos da Portela, de Monte Porreiro, donde se ausentaron la mitad de los maestros y el 83 % de los alumnos.

Donde la afluencia sí superó la de anteriores paros de este curso fue en la manifestación convocada por la Plataforma Galega en Defensa do Ensino Público. Una marcha que partió pasadas las once y media de la mañana de la plaza de A Peregrina al grito de «Aquí está, aquí se ve, o estudantado galego en pé». El sol llenó de gafas y gorras la espera e hizo que las escasas zonas de sombra estuvieran muy solicitadas. Esta vez se varió el itinerario y se optó por un recorrido más largo que discurrió por la calle Peregrina, glorieta de Compostela, Fray Juan de Navarrete, Joaquín Costa, Cobián Areal, Benito Corbal y plaza de A Peregrina, donde se leyó el comunicado.

Sentadas

Bajo la pancarta principal, en la que se reclamaba una «Lei Galega de Educación», miembros de la plataforma y la concejala de Educación, Carme Fouces. Durante la marcha, en la que participaron algunas familias y bastantes profesores además de estudiantes de secundaria, hubo varias sentadas. Una fue a la altura del CEIP Álvarez Limeses, donde los alumnos, que estaban en el recreo, aplaudieron a los manifestantes. Una sentada que se repitió en la calle Benito Corbal. Las consignas no faltaron durante todo el recorrido. Las más repetidas, «Nin un paso atrás ata a Lomce derrogar», «Non á Lomce, non ás reválidas», «Ensino público e de calidade», «A Lomce é a lei do Opus Dei» o «Non aos recortes en educación».

Según fuentes policiales, unas mil personas participaron en la marcha. Una estimación que superó la de la organización estudiantil Erguer, que la cifró en ochocientas. Su portavoz, Moraima Pérez, afirmó que «debemos continuar na loita contra a Lomce, que aínda non está plenamente derogada, e contra o decreto 3-2, que probablemente se comece a aplicar no próximo curso nos graos de nova creación», señaló.

Por su parte, la consellería hizo un nuevo llamamiento al entendimiento y recordó que «neste momento se está a consensuar un pacto educativo a nivel nacional», algo que para Educación es «unha oportunidade para dotar ao país dun sistema educativo estable a longo prazo».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El no a la Lomce persiste en la ciudad