Respaldo unánime al convenio del Gran Montecelo pese a los recelos

Ese consenso se rompió al final al debatir una moción sobre obras complementarias


pontevedra / la voz

Unanimidad pese a unos plazos «diluidos» y a un acuerdo con la Xunta que llega casi en precampaña electoral. Los cinco grupos políticos de la corporación de Pontevedra apoyaron ayer el convenio entre la Consellería de Sanidade, el Servizo Galego de Saúde (Sergas) y el Concello para la ejecución de las obras de ampliación del Hospital Montecelo. Un proyecto que ya se conoce como el Gran Montecelo. La firma se materializará mañana en un acto al que asistirá el presidente del Ejecutivo gallego, Alberto Núñez Feijoo.

El equipo de gobierno afirmó que ya en el año 2000, siendo conselleiro Hernández Cochón, se hablaba de ampliar Montecelo. La concejala Carme da Silva (BNG) recurrió a la ironía para ilustrar el tiempo transcurrido. «Cando un concelleiro deste grupo [en alusión a Alberto Oubiña, el más joven de la corporación] tiña asistencia médica pediátrica xa se falaba da necesidade de ampliar Montecelo. No 2019 estaremos xa falando de obras e esperamos que se esté executando e o concelleiro non teña asistencia xeriátrica», dijo.

El gobierno local destacó el «enorme esforzo» del Concello, que aportará 4 millones de euros para los terrenos y la urbanización posterior. Otros 4 millones se destinarán, con o sin fondos de otras Administraciones, al viario exterior y dejará de ingresar otros 4 millones al tratarse de un proyecto sectorial de incidencia supramunicipal, que conllevan la exención de IBI y licencia.

Ciudadanos repaldó el acuerdo, pero no intervino. Sí lo hizo Luís Rei (Marea) que se felicitó por abandonar la «ameaza de Monte Carrasco». Deseó que se resuelva el conflicto con los comuneros de Mourente -que solo afecta a titularidad del terreno sobre el que se levantó el hospital actual- y que el trazado de los viales se haga «co máximo consenso dos veciños».

El PSOE fue quien más recelos expresó. Agustín Fernández se quejó de las prisas por firmar el convenio, de unos plazos «diluidos», de la ausencia de la Diputación en el acuerdo y de que no se especifique si el Hospital Provincial mantendrá en el futuro sus usos sanitarios para evitar la especulación urbanística.

El PP, por su parte, pasó de puntillas por su apuesta por Monte Carrasco y prefirió quedarse con el consenso. «Lo importante es que habrá una nueva infraestructura sanitaria para Pontevedra y esta singladura solo se podría truncar si hubiera un cambio de gobierno en la Xunta», remachó Jacobo Moreira, que reiteró que el proyecto de ampliación de Montecelo del bipartito era «inviable».

Voto de calidad

El consenso que permitió aprobar por unanimidad el convenio del Gran Montecelo no se mantuvo al final del pleno al debatir una moción urgente presentada por el PSOE. Los socialistas instaban al alcalde a negociar con la Diputación un convenio para la ejecución de las obras complementarias (viales de acceso, saneamiento, alumbrado, red de agua, aceras y aparcamientos públicos). El motivo, que el futuro hospital no es municipal y también dará servicio a otros concellos del área norte. Tras aprobarse la urgencia de la moción, la propuesta fue rechazada gracias al voto de calidad del regidor, que rompió el empate técnico a 12 tras ausentarse la concejala del PP María José Rodríguez. El Bloque votó en contra argumentando que ya está negociando esas cuestiones con la Diputación.

Rifirrafe entre Lores y Moreira a cuenta del uso del edificio de Benito Corbal

El debate sobre el Gran Montecelo también dejó un rifirrafe entre el alcalde, Fernández Lores (BNG), y el portavoz del PP, Jacobo Moreira. Este afirmó que el BNG había apoyado en su día el aprovechamiento urbanístico del antiguo edificio de la Xunta en Benito Corbal. Lores intervino y lo acusó de mentir, además de «tocalas narices o que poden e nada máis». Moreira pidió un turno de réplica que no logró. Al margen de polémicas, se aprobaron otras propuestas y varias se retiraron al prolongarse el pleno. Quedan para la sesión de agosto.

marea

Ley de igualdad de trato y mejoras en Cruz Vermella. Aprobada por unanimidad una moción de Marea para instar a la Xunta a aplicar la Lei 2/2014 por la igualdad de trato y no discriminación de LGTBI en Galicia. Aunque el BNG votó en contra, también se aprobó otra para completar la urbanización de la calle Cruz Vermella.

bng

Mejoras en Lourizán y Salcedo, incorporación al Plan Revitaliza y actuaciones en el antiguo cuartel. No sin críticas de la oposición se aprobaron las dos primeras. La del Plan Revitaliza de compostaje salió adelante gracias al apoyo del PSOE. En la del cuartel de Casimiro Gómez, se abstuvieron PP y Marea.

retiradas

Dos de Marea y dos del PP. Las de Marea versan sobre la gestión de los servicios de agua y basuras. Las del PP sobre el bar del campo de A Xunqueira y la seguridad en el centro de drogodependencias y la Casa Azul.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Respaldo unánime al convenio del Gran Montecelo pese a los recelos