Una semana de tanteo en el PP

Movimientos de cara al congreso del 13 de marzo para la nueva dirección provincial ante las dudas sobre el relevo más seguro


pontevedra / la voz

Mucho antes del momento de reunir al menos 75 avales y sumar después el apoyo de 161 compromisarios en el congreso que el PP ha fijado para dar el relevo a Rafael Louzán como presidente provincial el 13 de marzo, los candidatos se tantean, se muestran o se esconden, según interese. En ese momento están en el PP provincial, donde desde hace años existe una tensión soterrada entre el núcleo más duro de la directiva provincial y la autonómica. Sin llegar a los extremos ourensanos, donde la rebelión ha sido totalmente abierta e indisimulada, en Pontevedra se ha jugado la baza de la provincia tranquila, al menos en apariencia, mientras las tensiones se disimulaban gracias a los buenos resultados en las urnas.

Pero el revés electoral ha precipitado la salida de Rafael Louzán, primero de la Diputación, y ahora de la dirección del PP. Antes de eso, las cosas deben quedar atadas. De entre los candidatos oficiosos a relevarle en la presidencia provincial, solo el desembarco de Alfonso Rueda no podría ser contestado. Con los galones que dan la secretaría xeral del partido en Galicia y estar en el núcleo más central del Gobierno autonómico, las medallas de los otros contendientes brillarían en tono mate, por mucho lustre que le saquen sus portadores. Con Rueda al frente del PP en Pontevedra, a Rafael Louzán no le quedaría más que dar un paso a un lado, mantener su puesto de asesor en el grupo provincial popular, que le permite mantener su excedencia en su puesto como funcionario al tiempo que se entrega a la Federación Galega de Fútbol. Como compensación quedaría por negociar su eventual entrada en el Senado, adonde concurrió en las pasadas elecciones bajo un puesto de suplente. Iría más arriba de no ser por su situación judicial, dijo entonces Alberto Núñez Feijoo.

Pero si este no logra convencer a Alfonso Rueda para que dé el paso hacia Pontevedra y se convierta en barón provincial mientras trabaja con él al tiempo en Santiago, tocará un candidato o candidata de consenso. El tanteo ha empezado y ahí están los nombres que vienen sonando en las quinielas. Los de Nidia Arévalo, María Ramallo y José López Campos en el frente de alcaldes. En el de conselleiros, el de Sanidade, Xesús Vázquez Almuíña, y el del de Cultura, Román Rodríguez.

Con el actual núcleo duro de la dirección del PP provincial en retirada -Louzán a la Federación de Fútbol; Xosé Crespo en el Senado; y José Manuel Figueroa vencido en su lucha por liderar el PP vigués-, el actual presidente provincial debería buscar a alguien de consenso en un pacto con Santiago. Nidia Arévalo, demasiado cercana a Louzán, y María Ramallo, quizá demasiado distante, complican la opción de las alcaldesas, concede un miembro del comité ejecutivo del PP pontevedrés. José López Campos estaría a medio camino. Y luego están quienes apuestan incluso por el refresco y la juventud, donde el mejor situado sería Jorge Cubela, alcalde que dio la campanada al convertirse en el más joven de España y que ha logrado consolidar la alcaldía en un momento electoralmente complicado. Y de reojo se echa la vista hacia Madrid, con una hipotética toma de riendas orgánicas por parte de Ana Pastor. Pero, de momento, aún es tiempo de tanteo.

Conselleiro

Es el relevo por el que muchos presionan, pero con su resistencia

Presidente PP

Es el actual presidente en la provincia del PP. Lo deja el 13 de marzo

Doce días para formalizar la candidatura desde la convocatoria del congreso

Los militantes que opten a la presidencia provincial del Partido Popular «terán un prazo de 12 días, dende o día seguinte á convocatoria do congreso, para presentar a súa candidatura ante a comisión organizadora do congreso», según rezan los estatutos. El plazo expira el día 11 de este mes. Esto deja solo lo que queda de semana y la siguiente para la formalización de la candidatura y la presentación de los apoyos «dun mínimo de 75 militantes». Si se presentasen dos o más candidaturas corresponde a la comisión organizadora la proclamación de los aspirantes en un plazo de 48 horas. Se celebraría en ese supuesto una campaña electoral interna por un plazo de al menos siete días.

Con todo, esta situación no se da por probable dentro de las filas populares pontevedreses. La campaña rematará el día 20 y a partir del 21 comienza la elección de compromisarios que participarán en el congreso de relevo de Rafael Louzán.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Una semana de tanteo en el PP