El Peixe Galego hace repóker

La escuadra marinense encadena su quinta victoria consecutiva tras arrollar al Granada apoyado en una defensa de manual y la inspiración exterior


marín / la voz

El Peixe Galego es el equipo de moda de la LEB Plata. Ayer encadenó su quinta victoria consecutiva tras arrollar al Granada, uno de los teóricos cocos de la categoría por historia y nombres. La escuadra marinense facturó un partido brillante en ataque pero sobre todo atrás, con una defensa coral que anuló a la rocosa pareja interior formada por el ex ACB Jesús Fernández y Duane James, el primo del NBA Lebron James. Con esta victoria, los de Javi Llorente se consolidan en la parte noble de la tabla.

Y eso que ayer dieron la impresión de saltar a la cancha un tanto destemplados, una coyuntura que aprovechó el Granada para anotarse un 0-4. Un espejismo. En apenas dos minutos, la maquinaria azul carburaba perfectamente engrasada y con un parcial de siete cero ponía las cosas en su sitio. El básket es un juego que luce en la fase ofensiva pero es atrás donde se forjan los equipos, agachando el culo. Y en ello se afanaron los de Javi Llorente: intensos, con muchas manos y ayudas para desesperar a sus rivales.

Granada sufría en ataque y se veía obligado a recurrir a la calidad de un veterano curtido en mil batallas como Jesús Fernández para contener la acometida local. Un arranque feroz personificado en la figura de Rogers. El diablo de Texas hizo doce puntos en el primer cuarto. Las metió de todos los colores: dos triples, en transición, de cinco metros... Al término del primer parcial, el Peixe tenía siete de renta: 23-16.

Pero la fiesta no había hecho más que empezar. Los primeros cuatro minutos del segundo parcial fueron un monólogo azul. Rogers veía el aro como una piscina y dos triples de Adón y Norman ponían al Peixe dieciséis arriba: 32-16. Pin pidió tiempo muerto para contener la sangría, pero en vano. Los exteriores marinenses asfixiaban desde su campo a los bases visitantes y en estático, Llorente preparó una trampa a los poderosos interiores del Granada con una defensa de ayudas que daba frutos una y otra vez. En ataque, la inspiración desde el triple de Rey, Adón y Álex agrandaba la herida: 51-29 al descanso tras una primera mitad memorable.

La vuelta de los vestuarios no varió el guion ni un ápice. El Peixe mantenía su defensa en modo campo minado y en ataque el acierto exterior hacía trizas al Ganada. Dos triples de Navajas y uno de un batallador Adón llevaban la brecha a niveles sonrojantes para la que es, seguramente, la mejor plantilla hombre por hombre de la categoría: 63-36 a falta de 2.30 para el descanso. La grada hacía la ola.

En esas, a uno de los árbitros le dio un tirón en una pierna y se tuvo que parar el partido unos minutos. Tras la reanudación, la vida seguía igual. La defensa no aflojaba y Green decidió hacer de las suyas con 7 puntos seguidos, dos de ellos tras un mate antológico por encima de Fernández. 70-38 al final del cuarto y todo decidido. En el último parcial, Granada intentó maquillar el asunto, pero la distancia era abismal y los locales vivieron relajados el paso de los minutos. El repóker ya estaba en el zurrón. Marín empieza a fantasear con metas mayores.

Parciales: 23-16, 28-13 (51-29, descanso), 19-9 (70-38), 18-30 (88-68, final).

Árbitros: Jesús Martínez Prada y José Vázquez García.

Incidencias: Más de 300 personas

en el pabellón de A Raña de Marín.

Green (16), Ferreiro (5), Rogers (17), Pantín (5) y Navajas (6) -cinco inicial-. Darío (11), Saulo (-), Fernández (8), Oubiña (2), Adón (19)y Norman Rey (2).

P. García (8), A. Fernández (2), Schoof (3), Jesús Fernández (19), Duane James (14) -equipo inicial-. L. López (4), D. García (4), Stone (14) y Castillo (-).

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El Peixe Galego hace repóker