El libro como materia prima del arte

Catorce alumnos de Belas Artes exponen en la Galería Sargadelos obras en las que emplean publicaciones editoriales


Hace poco más de un mes, cincuenta creadores sorprendían al público en Culturgal con una muestra innovadora de libros convertidos en objetos artísticos desde distintas perspectivas. Ahora son catorce estudiantes de la Facultade de Bellas Artes los que experimentan en este campo con una nueva exposición instalada en la Galería Sargadelos. «No son libros de arte, ni sobre arte, sino libros con arte», explica el profesor Antonio Bandera, coordinador de esta muestra colectiva, junto con las alumnas Jennifer Espiñeira y Belén Diz. Son obras que emplean el formato de una publicación editorial como materia prima para crear un pieza artística. Las posibilidades de intervención son tantas y tan variadas como los artistas dispuestos a emplear esta materia prima. Las que se exhiben en esta ocasión son «propuestas creativas en formato autoeditable», que los alumnos y alumnas de Belas Artes realizaron el pasado curso académico como trabajo para la materia Imaxe II. En esta exposición hay cabida para las más diversas técnicas de reproducción, desde el grabado y la serigrafía hasta la digitalización.

La muestra, que se puede ver en la Galería Sargadelos hasta 31 de enero, es una versión ampliada de la que realizó el colectivo de alumnos M-90 en la Casa da Xuventude de Vigo el pasado mes de diciembre. Sheila Broullón, Emma Castañeiras, Yolanda Covelo, Pablo Patiño, Andrea Domínguez, Amparo Fernández, Laura Gallego, Cristina Lago, Bárbara Lamas, Rebeca López, Paula Martínez y Débora Mascaró son, junto a las coordinadoras Belén Diz y Jennifer Espiñeira, las autoras de unos Libros de Artista en los que plasmaron su creatividad, en el marco de su formación académica, con libertad total. La fotografía, la ilustración, el grabado o incluso la performance se ven reflejados en unos volúmenes que van más allá del mero libro editado.

Catálogo con ADN

Los libros son consustanciales con el arte en muchos aspectos y la innovación en el campo de la catalogación también lleva el sello de Belas Artes. Hablamos del «catálogo razonado» sobre el pintor Felipe Criado, que coordinó el profesor de la facultad pontevedresa, Antón Castro, y que acaba de editar la Diputación de A Coruña, dentro de la serie Grandes Pintores. Es un tipo de publicación «tan necesaria como poco frecuente» en el mundo del arte, según explicó Castro. A través de la compilación cronológica de la mayoría de sus obras y fruto de un proceso clasificatorio riguroso, de rastreo de la vida de los cuadros desde que salieron de las manos del pintor, este tipo de publicaciones permiten «preservar el ADN de un artista». En este catálogo razonado, en concreto, las fotografías de más de mil obras de Criado van acompañadas no solo de datos básicos como título, año de creación, técnica empleada, soporte o medidas, sino también de la identificación de todas las exposiciones en las que estuvo presente cada cuadro y los cambios de propiedad por los que pasó. Lo que se dice una completa radiografía de cada obra pictórica.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

El libro como materia prima del arte