El Carnaval arousano se ríe de la crisis y hasta de la corrupción

Las formaciones no dejaron títere con cabeza a la hora de componer sus coplas


vilagarcía / la voz

«Neste ano, mecajo no demo, non sabes donde empesar». Esto dice la comparsa Las Bellas Glorias, y no le falta razón. A la hora de componer sus letrillas, las chirigotas tuvieron este año, más que nunca, una amplia gama de temas entre los que elegir. Y así fue. Los festivales que abren el Carnaval arousano, el de O Grove el sábado y el de Vilagarcía el domingo dejaron bien claro que no hay tema, por difícil que sea, que se resista a la jrasia arousana.

En el caso de O Grove, hubo menos público que otros años, quizás por la polémica de los últimos días y la participación de menos formaciones. Pero el que estuvo se lo pasó, desde luego, en grande. El entroido meco tiene fama de ser, con el de A Illa, de los más auténticos de la comarca, y el salero de los peninsulares se hizo notar una vez más la noche del sábado.

En Vilagarcía el auditorio desbordó ayer alegría y colorido. Aquí, como en O Grove, las comparsas le pusieron un toque de humor, por difícil que parezca, a la crisis. Se quejaron de los recortes, criticaron a los bancos, pidieron solución al conflicto de las participaciones preferentes y cantaron a la corrupción. Rajoy, Urdangarín o don Juan Carlos fueron blanco de las afiladas plumas de los coplistas. Y, por supuesto, el ladrón del Códice tuvo su propia pieza: «Non lle cheghaba cos cartos, non lle cheghaba cos cartos, e roubou o Calixtino».

Pero Arousa también se miró el ombligo en este Carnaval. Y así, convirtió en protagonistas de varias de sus letrillas a las trabajadoras de Cuca, que luchan por mantener sus empleos. Os Trancheiros, por ejemplo, cantaron «qué pasa con Vilaxoán, quérennos arruinar/ na fábrica de Alfageme todo sighe ighual/ tres anos levan loitando/ pra iso hai que ter aguante e máis dignidad/ E agora de sopetón nadie o podía crer/ queren levar a de Cuca pra fóra de aquí».

Los recortes de Ravella a las fiestas también tuvieron su reproche: «Sentovintesinco déronnos pra festa, e o señor Tarrío fixo unha protesta, non nos explicamos por que protestou, se estaba no pleno cando se acordou». Y otro concejal, en este caso el grovense Fredi Bea, estuvo entre los temas preferidos de las comparsas. «Nin Fredi pa el mesmo se votou», se coreó en el escenario.

Pero, una vez consumidos los festivales de comparsas de O Grove y Vilagarcía, todavía queda mucho entroido por delante. Esta tarde serán los niños quienes tengan la ocasión de pasárselo en grande en la fiesta de disfraces que se organiza en la plaza de A Peixería a partir de las cinco y media. Y para quienes gocen con el auténtico espíritu del Carnaval se presenta esta noche una cita ineludible: A Illa, como cada lunes de entroido, saldrá a la calle y recibirá a miles de visitantes para disfrutar a lo grande de la guasa de Don Carnal.

comparsas en o grove y vilagarcía

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

El Carnaval arousano se ríe de la crisis y hasta de la corrupción