Un salto hacia Londres 2012

El marinense Jean Marie Okutu busca alcanzar la marca para las olimpiadas.


pontevedra / la voz

El tamaño del mando a distancia de un televisor lo separa de la gloria. Son los 16 centímetros que hay entre su marca personal y la mínima olímpica. Esa distancia supone franquear la frontera y recibir el billete para los Juegos Olímpicos de Londres 2012.

Jean Marie Okutu, de 23 años, trabaja para dar ese salto vertiginoso y escribir su nombre en la historia de las olimpiadas de la capital británica. Un saltador de longitud innato, el ghanés arribó a Marín con sus padres a los seis años. Su récord personal está fijado en los 7,94 metros, y la marca mínima B para estar en la ciudad londinense es de 8,10. Más cerca tiene el ingreso en el selecto grupo de los saltadores que alcanzan los 8 metros, la élite. «Es complicado alcanzar esa marca, pero este año la veo muchísimo más asequible que el pasado -sostiene Okutu-. Noté una mejoría que no me esperaba en Madrid».

Su potencial es incuestionable. Derrotó a su propia referencia. A su ídolo, Iván Pedroso. «No me esperaba competir contra él, y menos ganarle», apunta Okutu. «Cuando supe que iba a saltar contra Iván Pedroso, contra uno de los grandes, inevitablemente te motivas».

Desde que tiene memoria, confiesa Okutu, siempre le gustó el atletismo. Con ocho años realizaba pruebas combinadas con las escuelas deportivas de la Sociedad Gimnástica de Pontevedra. «Se me daban bien los saltos. Longitud, altura y pértiga», precisa.

Los entrenadores, sin embargo, pronto descubrieron que lo suyo era el salto de longitud. «En el salto de altura me costaba mucho el arqueo, y me peleaba con la pértiga», subraya Jean Marie Okutu, que destaca por su velocidad y elasticidad. «Apostaron por el salto de longitud definitivamente».

Gestas

A pesar de nacer en África, Okutu solo piensa en defender los colores de España. Y lo quiere hacer, antes de Londres, en el Campeonato Iberoamericano (requiere un salto mínimo de 7,60) y en el Europeo (mínima de 7,95). La tabla de batida y el foso de la arena ya son inseparables en su vida. Su casa se está quedando pequeña para acomodar tanto título. Entre otros, fue campeón de España juvenil y absoluto (2009 y 2011). En el 2005, se coronó en Alcorcón al vencer en el Campeonato de España de categoría juvenil. «Iba de tapadillo y en el último saltó superé los 7 metros», recuerda. Okutu se colgó el oro con un salto de 7,08, batiendo al favorito y dándose ya a conocer en los circuitos de atletismo.

Le apasionaban las carreras de vallas cuando era más joven, pero una lesión lo apartó de dichas pruebas. «Fue el momento en que enfoqué todos mis esfuerzos hacia el salto de longitud», destaca.

Es una disciplina dura, con el sufrimiento como bandera. De hecho, la progresión de Okutu se vio cortada hace unos tres años al sufrir una lesión en los isquiotibiales. «Me frenó la carrera, pero ahora estoy bien».

Su entrenador, Javier Medrano, fue clave en su gran salto de calidad. Okutu se centraba en su carrera hacia la tabla de batida y estaba más pendiente de su extensión. Un vicio que cogió de pequeño. «Me ponían dos cajones en los pies y me hacían saltar para patear un balón», explica. «Cargaba mucho en los apoyos y eso me frenaba en el momento del salto. Está corregido».

Lo mejor se divisa en el horizonte. «Estoy en edad de desarrollo -afirma-. La técnica se perfecciona a los 25 o 26 años. Hay que ir sin prisas». El sucesor de Yago Lamela se está gestando. Londres solo está a 16 centímetros de distancia.

Su familia es de Ghana, pero Okutu nació en Cotonou, Benín. Su padre trabajaba de marinero en el puerto de Cotonou. Posteriormente, fue destinado a Marín, lugar al que llegó Okutu con 6 años.

Con 8 años, Okutu se inscribió en las escuelas deportivas de la Gimnástica. Y antes de defender la elástica del club pontevedrés como profesional, también estuvo en el club San Miguel de Marín.

Todavía no ha pisado Ghana, pero tiene la intención de conocer su país de origen. Además del atletismo, espera aprobar las dos asignaturas pendientes para obtener el Bachiller (inglés e historia).

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
11 votos

Un salto hacia Londres 2012