Homenaje al fiscal antidroga

Marcelo Azcárraga advierte, entre risas, a su sucesor que ?lo más difícil de su trabajo es «tratar con los periodistas»


Pontevedra/La voz.

Aún le queda algo más de un mes de estancia en Pontevedra y ya está recogiendo muestras de cariño a diestro y siniestro. No es extraño, por tanto, que por momentos el Galicia Palace pareciese ayer como si se estuviera quedando pequeño en la comida de homenaje a Marcelo Azcárraga, que deja la Fiscalía de Pontevedra y el área antidroga por la Audiencia Nacional.

Nadie quiso faltar en esta, por así decirlo, despedida anticipada de Azcárraga. Desde jueces, como Antonio Berengua, Cristina Navares o Francisco Javier Menéndez Estébanez, hasta sus compañeros en el ministerio público, con el fiscal jefe Juan Carlos Aladro a la cabeza. Sin olvidar a responsables de los cuerpos policiales, tanto a nivel provincial como autonómico, algunos de los cuales han trabajado codo con codo con el fiscal pontevedrés para poner coto a las mafias de la droga.

De este modo, entre otros muchos, no podían faltar a la cita Jaime Iglesias, máximo responsable de la Udyco, o Luis García Maña, jefe superior de Policía de Galicia.

Lo cierto es que la personalidad de Azcárraga hizo que no solo quisieran acompañarle en esta jornada tan especial sus aliados en la lucha contra el tráfico de estupefacientes, sino que también acudieron miembros del teórico, que no siempre, bando contrario: los abogados. Víctor Abilleira representó en el homenaje a la institución colegial capitalina, un acto al que también acudieron letrados de la talla de Fernando Romay o Ana Reguera.

La presencia de más de 130 personas de todos los ámbitos del mundo judicial, policial... no es raro que emocionase al fiscal antidroga: «Estoy muy contento y muy emocionado porque siento el cariño de toda la gente que viene a despedirme».

«He estado agobiado»

El homenaje, por otro lado, sirvió para escenificar oficiosamente en el Galicia Palace el traspaso de poderes de Marcelo Azcárraga a Luis Uriarte, su sustituto como fiscal antidroga de Pontevedra y a quien deseó «que lo pueda llevar mejor yo, porque la verdad es que he estado agobiado muchas veces. Seguro que lo va a hacer mucho mejor que yo».

En todo caso, y entre risas, le advirtió a Uriarte que lo más difícil de todo este trabajo es... «Tratar con los periodistas».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Homenaje al fiscal antidroga