Día de la Madre solidario


Pasó el Día del Padre y ahora toca el de la Madre. Al parecer, esta celebración se remontan a la antigua Grecia, donde se le rendían honores a Rea, madre de Zeus, a la que él, por cierto, «trataba mezquinamente a pesar de ser la que evitó que fuera engullido por Cronos, después de su nacimiento, como había ocurrido con el resto de sus hijos», según la mitología. Pero, ante tal contradicción, mejor remitirnos a los primeros cristianos que transformaron esta celebración en honor a la Virgen María. Y antes de entrar en el consumismo y la comercialización que hoy rodea la fecha del 3 de mayo, mejor hablar de regalos solidarios. Precisamente, con motivo del Día de la Madre, Unicef ha reimpulsado su campaña Regalo Azul, una iniciativa que permite, por un lado, obsequiar a los seres queridos y, por otro lado, apoyar el trabajo de Unicef a favor de los derechos de la infancia.

Los regalos azules son tangibles y ayudan a cambiar las vidas de los niños y niñas de los países más pobres. Son artículos reales que Unicef utiliza en su trabajo diario, tales como material escolar, juguetes, medicinas o vacunas. Al adquirir uno de estos regalos a través de la web regaloazul.unicef.es, la organización actúa y envía el artículo elegido donde más se necesite. Y a su vez, el familiar o amigo al que se quiere regalar, en este caso sería la madre, recibe, bien por correo electrónico bien por correo postal, una tarjeta en la que se explica la acción solidaria emprendida, junto con la fotografía del artículo elegido. Hay seis categorías de regalos azules que apoyan las distintas áreas de trabajo de Unicef: nutrición, vacunación, emergencias, educación y juego, agua e higiene y salud materna. En cada categoría hay artículos desde menos de 12 euros, como leche terapéutica para combatir la desnutrición infantil o lápices escolares, hasta más de 20 euros, como los kits básicos para asistir en los partos.

Según señalan desde Unicef, ser madre en algunos países significa enfrentarse a dificultades que ponen en riesgo la propia vida. En el mundo en desarrollo, la probabilidad que una mujer tiene durante toda su vida de morir por causas relacionadas con la maternidad es de 1 entre 76, en comparación con la cifra de 1 entre 8.000 en el caso de las mujeres de los países industrializados. Aproximadamente el 99% de las muertes mundiales derivadas del embarazo y de sus complicaciones se producen en países de África y Asia, donde la mitad de las madres dan a luz sin la asistencia de personal sanitario capacitado. Y a través de Regalo Azul puede adquirirse un kit básico para atender 50 partos con todo el material médico necesario para montar una sala de maternidad. Regalar belleza. Claro que ser solidario con los más desfavorecidos de todo el mundo, no quita darle a la vez un homenaje a la propia madre y al mismo tiempo ser solidario también con el comercio en crisis. Las alternativas para agasajar son numerosas. Entre las tradicionales de siempre, están las flores, que nunca fallan, y los bombones. También la ropa, las joyas y los perfumes. Y después están los regalos más personales y originales como, por ejemplo, un tratamiento de belleza para las que ya van siendo maduritas. Cualquier motivo es bueno para atraer clientes y algún centro médico-estético de Pontevedra ofrece estos días descuentos del 10% para obsequiar a las madres.

El comercio intenta sacar rentabilidad a las fechas señaladas y alguna asociación de comerciantes, como la de la Praza de Abastos de Bueu, que preside Ángeles Cruz Germare, ha hecho campaña promocional con motivo del Día de la Madre. Las personas que que realicen sus compras en este mercado y hayan cubierto la correspondiente papeleta con su nombre entrarán el jueves, día 30, en el sorteo de una cena para dos personas en el Restaurante- Hotel Loureiro, con alojamiento incluido.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Día de la Madre solidario