David Rodríguez, exparlamentario y exalcalde de Manzaneda: «Gústame ter os pés na terra»

Tras dejar el Parlamento gallego, recuperó su trabajo como bombero forestal. En Marea «desfarelouse», lamenta el exdiputado, centrado también ahora en una cooperativa rural

David Rodríguez, con castañas en la mano en la cooperativa con la que trabaja
David Rodríguez, con castañas en la mano en la cooperativa con la que trabaja

David Rodríguez Estévez (Manzaneda, 1978) fue uno de los flamantes diputados con los que En Marea se plantó por primera vez en el Parlamento de Galicia en el año 2016. Aquel proyecto político fue para él, como para tantos otros, una gran decepción. Y ya no quiso repetir. Al día siguiente de dejar de ser diputado, Rodríguez recuperó su trabajo como bombero forestal. Salió quemado de la política parlamentaria, y volvió a trabajar para apagar otros incendios, los de los montes en los que vive y por los que trabaja.

De aquella etapa en O Hórreo guarda un recuerdo agridulce. Explica que su mayor satisfacción fue dar voz a reivindicaciones sociales, como por ejemplo la lucha contra el parque eólico de O Iribio, y celebra la reciente sentencia sobre este asunto. «Por estas pequenas cousas é polo que paga a pena estar aí», dice Rodríguez, que recuerda con menos cariño la «pouca capacidade de manobra» que dejaba la mayoría absoluta del PP y, sobre todo, las «liortas internas» de En Marea.

Aquel proyecto político «foise desfarelando», dice el exdiputado que culpa de ello a todos los partidos que participaron en su creación, incluida Anova, a la que él pertenecía (pero que dejó antes incluso de terminar la legislatura). «As organizacións quixeron impor o seu pensamento único, e iso foinos minando. E acabou como acabou, con ningunha desas organizacións obtendo representación» en las últimas autonómicas. Ahora no milita en ninguna sigla, pero sí en el nacionalismo de base, explica.

Cree, por otro lado, que el proyecto de En Marea es ahora mismo irrecuperable. Tampoco piensa volver a sus orígenes en el BNG -partido con el que se estrenó como alcalde de Manzaneda en el 2009-, pero valora positivamente el trabajo de esa organización en los últimos tiempos: «Está a traballar ben, cunha boa portavoz, e aquí na provincia estamos tamén moi ben representados. Non sei o que pode pasar dentro de dous ou tres meses, pero a día de hoxe non vexo lugar para outro espazo político».

Recibiendo el bastón de mano de la Alcaldía en el 2009
Recibiendo el bastón de mano de la Alcaldía en el 2009

Ahora prefiere «reconectar» con su familia -tiene dos hijas de 9 y 14 años- y con el trabajo en el campo. Forma parte de la cooperativa Amarelante, dedicada en Manzaneda a la transformación de la castaña. «Gústame ter os pés na terra», explica el exdiputado, que añade: «Somos unha cooperativa asemblearia e queremos dinamizar o rural desde a base. Pódese facer política desde moitos ámbitos, non só nas institucións e niso é no que estou agora». Además, sigue tocando la guitarra, pero solo entre amigos. Pero avisa: Os Cuchufellos, el grupo en el que tocaba ese instrumento, no volverá. «Agora entre todos xa temos máis crianzas que integrantes eramos no grupo», ríe.

Fui

Alcalde de Manzaneda y diputado por En Marea entre 2016 y 2020.

Soy

Bombero forestal y participo en la cooperativa Amarelante.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

David Rodríguez, exparlamentario y exalcalde de Manzaneda: «Gústame ter os pés na terra»