En Marea acuerda iniciar el proceso de disolución del partido

GALICIA

Sandra Alonso

El plenario de la organización rupturista certifica «o esgotamento» del proyecto, liquida las portavocías y la coordinadora, pero mantendrá todavía una mínima estructura

27 sep 2020 . Actualizado a las 22:18 h.

Las bases de En Marea decidieron este sábado, con un respaldo del 79,4 %, iniciar los trámites para disolver el partido de manera ordenada, cumpliendo con las obligaciones legales y económicas. El plenario extraordinario celebrado en Teo, en el que participaron 52 personas inscritas (37 de manera presencial y otros 15 de forma telemática), supone la estación Términi de una organización que echó a andar en el año 2015, como una coalición formada por Podemos, Anova, Esquerda Unida y varias mareas municipales con el fin de concurrir a las elecciones generales, y que llegó a convertirse en la segunda fuerza política de Galicia.

Los coportavoces de En Marea, Pancho Casal y María Chao, comparecieron al concluir la reunión para dar cuenta a la solución de compromiso a la que se ha llegado, que no es ni una liquidación inmediata ni tampoco la continuidad de un proyecto que se considera agotado. Se trata de una especie de disolución en diferido, que consiste en refrendar una cuerdo para liquidar En Marea a medio plazo poniendo su patrimonio material y humano a disposición de las más de cuarenta mareas locales que le dieron apoyo, y que cuentan con 46 concejales.

Tanto Casal como Chao dimiten como portavoces de En Marea, repliegue que secundaron varios miembros del máximo órgano de dirección. La coordinadora del partido también queda disuelta. Solo queda una representación más bien testimonial del llamado consello das mareas, el máximo órgano, encargado de preparar todo el proceso de disolución y que actuará como observador y partícipe en las conservaciones que se mantengan para construir una nueva plataforma de unidad popular.