Cae la matrícula en la escuela de idiomas excepto en Celanova

María Doallo Freire
María Doallo OURENSE

CELANOVA

Iria Rodriguez

En los cursos de inglés a distancia que ofrece el centro se incrementaron los alumnos en un 40 %

06 nov 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

El covid-19 también ha influido en la organización de las clases de la Escuela Oficial de Idiomas de Ourense. «Ha influido y muy negativamente, además», explica Nancy Casielles. La directora de la escuela dice que en estos momentos hay un 20 % menos de alumnos para este curso. De ahí que hayan abierto una matrícula extraordinaria hasta este viernes. La docencia llega a distintos puntos de la provincia. Cuenta con aulas en Verín, Carballiño, O Barco, Celanova y Ribadavia y otro espacio propio en el barrio de A Ponte. La enseñanza presencial descendió en todas las secciones excepto en la de Celanova, en donde aumentó en ligeramente. «La pandemia ha provocado mucho retorno de emigrantes en el municipio, especialmente de Venezuela, y eso lo estamos notando y nos alegra mucho», afirma Casielles.

Hay un área en la que aumentó significativamente la matriculación: los cursos de inglés a distancia. «Los That's English se imparten de manera online y ofrecen la posibilidad de una tutoría semanal voluntaria, especialmente para practicar la pronunciación. Este año reciben un 40 % más de alumnos en Ourense», apunta la directora de la escuela. Ahora mismo hay matriculadas más de cuatrocientas personas y se espera que hasta el 30 de noviembre, día en que finaliza el plazo para inscribirse en estos cursos, se sobrepasen las quinientas.

Las aulas del centro han pasado de tener espacio para una treintena de alumnos a acoger a poco más de quince. «No hay un aforo concreto porque el protocolo se basa en la distancia de seguridad. Los estudiantes están colocados con más de metro y medio entre ellos», explica Casielles. En las horas en las que la demanda supera el aforo de la sala, la clase se traslada al salón de actos de la escuela de idiomas. «Es la solución por la que hemos optado para los grupos más numerosos, de esta forma está garantizada la seguridad», añade. Casielles explica que en el centro la desinfección es fundamental debido a la rotación constante del alumnado. «Estamos dando mucha relevancia a la ventilación de las aulas entre clase y clase», dice. Aunque la directora cree que la formación a lo largo de este curso terminará combinando una parte presencial y otra virtual. «Si los grupos aumentan, tendrán que dividirse en dos de enseñanza mixta. Una parte tendrá la clase en el aula una semana y la siguiente a través del ordenador».