La Internet rápida llega poco a poco

El despliegue de redes ultrarrápidas de cobertura fija de más de cien megas todavía no llega a la mitad de la población de la provincia, aunque este año está creciendo


ourense / la voz

El confinamiento por la pandemia hizo que el teletrabajo y el estudio desde casa pusieran de manifiesto la importancia de contar con una buena cobertura de Internet. Para una provincia como Ourense, todavía con núcleos de población rural dispersos, conseguir una buena conexión en los pueblos y aldeas se considera una necesidad para intentar frenar el gran abandono de residentes que ha sufrido el medio rural en las últimas décadas. Para potenciar estas zonas, la tecnología digital es una herramienta fundamental pues el confinamiento ha puesto en valor la calidad de vida que hay en los pueblos en este tipo de situaciones. Pero más allá de lo excepcional que se espera que haya sido esta situación, la dotación de redes de Internet modernas se antoja necesario para la comunicación de la población que reside en estos lugares y para una posible atracción de nuevos residentes o trabajadores.

En las últimas semanas se está acelerando la extensión de la cobertura de fibra óptica en varios municipios ourensanos. En San Cristovo de Cea, Telefónica inició esta semana pasada la extensión de la cobertura con fibra óptica a 654 viviendas y locales en la capitalidad municipal. Suponen el 33 % de la cobertura total del municipio, según la empresa, que está desplegando estas redes a través del Plan Nacional de Extensión de Banda Ancha de Nueva Generación. A finales de 2019, según la compañía Telefónica, el 40 % de la provincia de Ourense tenía cobertura de fibra óptica de Movistar, un total de 107.298 viviendas y locales. Este año, la previsión es que entren 47.574 más en lugares más dispersos y de orografía compleja. La fibra óptica de esta compañía llegaría, con este aumento, a más del 44 % de la provincia de Ourense.

Además de San Cristovo de Cea, esta semana el Concello de Avión comunicaba también que varias de sus localidades (Beresmo, San Xusto, Amiudal, San Vicente) dispondrán ya de la posibilidad de conexión a Internet con fibra óptica si desean contratar este servicio. A lo largo de este año y de 2021 en este municipio se prevé el despliegue de las redes ultrarrápidas en otros diez núcleos, gracias al programa de extensión de la banda ancha que desarrollan la Xunta y el Estado. Cartelle y Xunqueira de Ambía son otros municipios ourensanos que tienen en marcha los trabajos para extensión de estas redes a sus núcleos de mayor tamaño.

En su relación preliminar sobre zonas blancas NGA, aquellas que no disponen de redes de cobertura de banda ancha de nueva generación, ni previsiones para su dotación por ningún operador en el plazo de tres años, la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones e Infraestructuras Digitales se publican 2.780 entidades singulares de población ourensanas definidas como zonas blancas a menos de 100Mbps. Es, en todo caso, una publicación preliminar sometida a alegaciones. Muchas localidades ourensanas tienen una cobertura mayor o igual a treinta megas; sin embargo cuando se busca el despliegue de cien megas - ya casi escaso para la necesidad de cubrir la conexión de varios dispositivos de Internet a la vez en el domicilio- se encuentran muchas zonas en blanco.

Según el informe de la Secretaría de Estado, a junio de 2019, la cobertura de fibra óptica con una velocidad posible de cien megas llegaba al 38,92 % de la población ourensana. Las plataformas que ofrecen mayor cobertura siguen siendo la de la telefonía móvil y la de generación 4G, superiores en ambos casos al 95 %. En lo que se está progresando es en la conexiones fija, con los despliegues actualmente en marcha, pero todavía, según los datos publicados, hay muchos núcleos que no pueden tener ese servicio por falta de la instalación de redes necesaria.

En Allariz, solo disponen de este despliegue de redes de más de cien megas, según este informe del Ministerio, el 100 % de la población en las entidades de Allariz y en Santo Estevo y el 5 % en Vilaboa; en Amoeiro, otro concello próximo a Ourense y con mucha segunda residencia, el 56 % de la población de la capitalidad tiene la cobertura de cien megas. En Bande villa, a esa fecha, el 72 % de la población tenía cobertura de cien megas con red fija, pero era el único núcleo del municipio con esta disponibilidad. Barbadás es uno de los municipios con más implantación de las redes ultrarrápidas. Muchas localidades tienen ya el 100 % de cobertura. En O Barco, hay mucha variación, desde el 100 % de la capitalidad o de Veigamuíños hasta el 15 % en Éntoma y nada en muchas de las aldeas. A Bola y O Bolo son municipios en los que este informe recoge un 0 % de cobertura fija de cien megas. En O Carballiño villa, la cobertura es del 100 % pero en el resto de núcleos todavía no está implantada la red de conexión rápida. En Celanova villa la cobertura es ya del 100 %, pero falta el despliegue en los núcleos rurales. La Amtega de la Xunta anunció que estas redes llegarán este año a más de ocho mil vecinos de las comarcas de la Terra de Celanova y A Baixa Limia.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La Internet rápida llega poco a poco