Llegó la hora de pagar a los concellos

El plazo para abonar impuestos como el IBI acaba de abrirse y terminará en julio o, como mucho, en agosto


ourense / la voz

Se acerca el verano y, con él, la temporada alta también para el pago de impuestos. Además de hacer la declaración de la renta, durante las próximas semanas los ourensanos deberán abonar buena parte de sus tributos municipales. Entre ellos, destaca el IBI (Impuesto de Bienes Inmuebles). El Concello de Ourense es uno de los más madrugadores y desde el pasado 15 de mayo se puede pagar, pero el plazo para abonarlo en la mayor parte de los ayuntamientos de la provincia arranca este mes.

La Diputación, que tiene delegadas las competencias de recaudación de tributos municipales de cerca de la mitad de los concellos ourensanos, publicó ayer un anuncio en el Boletín Oficial de la Provincia para informar a los vecinos de 46 ayuntamientos de que ya pueden pagar el IBI. Se trata de Avión, Baltar, Bande, Barbadás, Beariz, Os Blancos, Boborás, A Bola, O Bolo, Carballeda de Valdeorras, Castro Caldelas, Entrimo, Chandrexa de Queixa, Esgos, A Gudiña, O Irixo, Larouco, Lobeira, Lobios, A Mezquita, Montederramo, Muíños, Padrenda, Piñor, A Pobra de Trives, Porqueira, Punxín, Rairiz de Veiga, San Xoán de Río, Riós, Rubiá, San Amaro, San Cristovo de Cea, Sandiás, Sarreaus, Taboadela, A Teixeira, Toén, Trasmiras, A Veiga, Viana do Bolo, Vilamartín de Valdeorras, Xinzo de Limia, Xunqueira de Ambía y Xunqueira de Espadanedo

Para pagar este impuesto en el período voluntario hay hasta el 31 de agosto y la Diputación advierte de que quienes se excedan de ese plazo tendrán que abonar una recarga de hasta el 20 %, intereses de demora y, llegado el caso, los costes de los procedimientos judiciales derivados del impago. El mismo anuncio de la institución provincial recuerda el cobro de las tasas por la recogida de basura de 42 ayuntamientos así como las de suministración de agua, alcantarillado y vertidos en alguna otra entidad local. En todos estos casos, en general el plazo de pago se extiende hasta el 31 de julio.

Ingresos

En la mayor parte de los ayuntamientos, el coste de los impuestos y tasas en este año 2018 no ha variado con respecto al ejercicio anterior. Una excepción es la del Concello de Ourense, donde se ha aplicado una rebaja del 10 % en el IBI gracias a un acuerdo alcanzado por el gobierno municipal del PP con Democracia Ourensana. La financiación de los servicios sociales estaba en peligro por falta de fondos y el ejecutivo necesitaba los votos del partido de Gonzalo Pérez Jácome para solventar la situación. DO puso como condición esa rebaja. De hecho, el pacto prevé otro 10 % menos a aplicar el año 2019.

Así las cosas, en este ejercicio el Concello de Ourense prevé ingresar 31,1 millones de euros gracias al IBI, unos dos millones menos que en el ejercicio anterior. Cabe destacar que este impuesto es uno de los ingresos más importantes para las entidades locales. En el año 2017 (el último con datos completos registrado en el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas) los 92 ayuntamientos de la provincia preveían ingresar por esa vía un total de 63,1 millones de euros. Si, además, se añaden otros tributos, especialmente los de circulación, plusvalía o actividades económicas, la suma asciende a 95,3 millones de impuestos directos. Respecto a los indirectos, su impacto es mucho menor (poco más de cuatro millones de euros).

Las tasas y precios públicos son otra vía de ingresos importante para los ayuntamientos. Se trata de servicios que no salen gratis a los vecinos. Lo que pagan por esas prestaciones suponía para los concellos ourensanos otros 51,1 millones en sus presupuestos del año 2017.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Llegó la hora de pagar a los concellos