Las dudas de los hosteleros: «¿Quién va a tomar un pincho a las cinco de la tarde?»

Los empresarios se debaten entre abrir o esperar, por el poco espacio en los locales

José Manuel Iglesias del bar Orellas
José Manuel Iglesias del bar Orellas

ourense / la voz

La hostelería abrirá este viernes con un aforo limitado del 30 % en el interior y del 50 % en terraza. Esta circunstancia, la de no poder contar con todo el espacio disponible o al menos el 50 % dentro, llevará a muchos empresarios a mantener las puertas cerradas o a seguir sirviendo domicilio, sobre todo en la zona de vinos de la capital ourensana. Con buena parte del personal en ERTE y el miedo en el cuerpo tras lo sucedido tras la Navidad, los hosteleros ven con resignación la relajación de las medidas. Y algunos, pese a llevar casi un año a medio gas, prefieren esperar. Con un horario de servicio objetivo de dos a cuatro de la tarde, ya que la mayoría ofertan pinchos, no creen que sea una solución.

  José Luis Fernández es el dueño de Tapa Negra
José Luis Fernández es el dueño de Tapa Negra

José Luis Fernández es el dueño de Tapa Negra, en la plaza de A Magdalena, y aunque abrirá el viernes, lo hace con precaución. «A pesar de tener servicio a domicilio este pasado mes ha sido muy malo, porque la competencia ha sido grande y la gente no tiene dinero», relata. Sobre lo que sucederá a partir del vienes afirma: «Lo haces con alegría porque es un paso, pero con miedo. Hay que reabrir pero con sentido común, con las mesas separadas y con todas las medidas. Incluso me parece algo precipitado, ya lo hicimos dos veces antes y mira. Es positivo siempre que la gente se comporte». Cree necesario, además, que no se abran los cierres perimetrales en Semana Santa: «Si se hace no sé cómo estaremos en mayo».

José Manuel Iglesias del bar Orellas, en la calle de La Paz, también probará suerte el viernes, aunque lo dice con la boca pequeña. «Hemos llevado este mes como hemos podido, he quedado yo solo para atender los servicios a domicilio. Ahora recuperaré a una persona para ver cómo va la cosa». En su caso, en el exterior solo tiene un servicio de barra pequeña. «Ahora mismo no podemos asegurar nada de cara al futuro, yo solo pienso en la Navidad de este año, antes no creo que volvamos a recuperar lo que teníamos ¿Quién se va a tomar un pincho a las cinco o las seis de la tarde? Esas dos horas serán en vano. Esta situación es insoportable, pero tiene que ser así», afirma.

 Beatriz Alcalá de La zapatería del abuelo
Beatriz Alcalá de La zapatería del abuelo

Caso paradójico es el de Beatriz Alcalá y el establecimiento La zapatería del abuelo, en donde antes estaba el café Bohemio. Solo pudo abrir el interior del local el día de la inauguración. Este viernes reabrirá: «Nosotros estamos muy expectantes porque durante este tiempo mucha gente nos ha dicho que tiene ganas de entrar para ver la reforma. Aunque no tendremos todo el aforo y no abriremos la parte de arriba es una experiencia». En este caso, el servicio es más de cafés y bollería y la apertura les beneficiará, aunque sera hasta las seis de la tarde. Sin embargo, cree que el día, el viernes, no es bueno. «Nosotros preferíamos que fuese durante la semana para ver poco apoco cómo funciona y adaptarnos», apunta.

En el lado contrario están los que no darán este paso. Uno de ellos es el Barallete. «Nosotros cerramos el 9 de enero y no volvimos a abrir. De momento seguiremos así porque no nos compensa», señalan. Tampoco La casa do pulpo ni A casita do pulpo. Sin embargo, el propietario de estos dos bares de los vinos sí abrirá en otra zona de Ourense, en la calle Ramón Puga. «Tener los dos bares en el casco de forma limitada, solo con el 30 % dentro disponible, es inviable, sobre todo si vamos a trabajar solo dos horas», explica el propietario, José Gómez López. Cuenta que el caso del establecimiento que tiene en Ramón Puga es diferente, porque tiene la opción de usar la terraza. «He tenido suerte porque puedo tener algo abierto, estar presente y que la gente sepa que sigues trabajando. Los clientes se han portado muy bien y sigues en contacto con ellos, aunque sea de otra manera. Lo importante es que no nos volvamos locos y lleguemos a Semana Santa sin más cierres», señala.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Las dudas de los hosteleros: «¿Quién va a tomar un pincho a las cinco de la tarde?»