El TSXG ve «acuciante» solucionar el colapso del juzgado de familia

Marta Vázquez Fernández
m. vázquez OURENSE / LA VOZ

OURENSE

Santi M. Amil

Repartir el trabajo con otra sala o crear una oficina para incapacidades, posibles medidas que se plantean

22 ene 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

El juzgado de familia de Ourense sigue siendo el más colapsado de Galicia y hacen falta medidas urgentes para paliar esta situación. Así lo advirtió este jueves en Ourense el presidente del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia, José María Gómez y Díaz-Castroverde, que estuvo en la capital ourensana para reunirse, como ya hiciera hace un año, con los representantes de la judicatura para conocer «de primera mano» las necesidades.

En ese encuentro se habló, sobre todo, de los problemas que persisten en la jurisdicción civil y especialmente en el Juzgado de Primera Instancia 6, especializado en asuntos de familia, incapaz desde hace ya más de dos años de dar una respuesta rápida a los asuntos por el ingente trabajo que soporta. «Hemos analizado las diferentes jurisdicciones, pero básicamente nos hemos centrado en la jurisdicción civil, y en la problemática del atraso del juzgado de familia, intentando buscar fórmulas eficaces para poner remedio a esta solución», reconoció Díaz-Castroverde a los medios de comunicación.

Y es que ahora mismo no está claro qué medidas se van a poner en marcha para paliar el colapso, después de que el Consejo General del Poder Judicial rechazara la que se acordó por la sala de gobierno del TSXG el año pasado. Aquella iniciativa pretendía repartir entre el resto de juzgados civiles una parte del trabajo de familia, en concreto los asuntos relativos a internamientos no voluntarios, pero dos juezas recurrieron esa medida al Consejo General del Poder Judicial, que les dio la razón. «El consejo rechazó la propuesta no por razones de fondo, sino por el procedimiento que se había seguido, por lo que ahora se ha hecho un nuevo informe en el que se plantean otras alternativas que nosotros estamos barajando, y en los próximos quince o veinte días la sala de gobierno tomará una decisión que esperamos que sea certera», dijo el presidente del alto tribunal gallego, que dejó claro que las dos magistradas estaban en su derecho a interponer recurso, «y a mí me parece bien que lo hicieran».