Jácome se reivindica como el único «interlocutor válido» de su partido

Los críticos creen que no podrá demostrar que él es el representante legal


Ourense

Sigue la disputa por saber quién manda realmente en Democracia Ourensana. El pleno de este miércoles fue un nuevo capítulo en la crisis de la formación, pero no sirvió para aclarar definitivamente la situación. El presidente y fundador del partido, el alcalde, Gonzalo Pérez Jácome, se reivindicó como el único «interlocutor válido» de Democracia Ourensana y los críticos ven difícil que pueda demostrarlo.

Justo después de la toma de posesión del nuevo concejal de DO, Telmo Ucha, el secretario general del Concello pidió la palabra. El funcionario tiene sobre la mesa escritos contradictorios de los dos bandos de Democracia Ourensana sobre expulsiones de unos y otros y en relación al nombramiento del portavoz del grupo. El secretario explicó que, tal y como avanzó La Voz de Galicia, ha solicitado una certificación del Ministerio del Interior para aclarar quién es el representante legal de DO.

Él será quién deba aclarar la situación. Como ese documento no ha llegado, el funcionario propuso una solución «transitoria», que pasaba por repartir el tiempo de intervención que corresponde a Democracia Ourensana entre las dos personas que reclaman la portavocía: Armando Ojea y Miguel Caride.

Jácome aceptó esa solución «salomónica», según dijo, pero los díscolos declinaron el ofrecimiento de tomar la palabra durante la sesión. El regidor remarcó, además, que tras escuchar los argumentos del secretario queda claro que él es el único «interlocutor válido» para resolver la crisis de DO. Ironizó, en este sentido, con la identidad del representante legal del partido, que sería él mismo por ser su presidente: «Es una persona con la que tengo una estrecha relación».

Los críticos recuerdan, sin embargo, que el pasado mes de julio la Dirección General de Política Interior del Ministerio del Interior dio un plazo de seis meses a Democracia Ourensana para adaptarse a la legislación actual porque el partido no renovó sus cargos de dirección ni sus estatutos desde su fundación en el año 2001. Entienden, por lo tanto, que el mandato de Gonzalo Pérez Jácome como presidente de la formación política ha expirado por lo que el alcalde, según argumentan, no podrá conseguir la acreditación como representante legal que le serviría como salvoconducto para expulsar a los díscolos y consolidar el nombramiento de Armando Ojea como portavoz.

El alcalde asumió el día 9 todas las concejalías, salvo la de Personal, y ahora podrá reorganizar las áreas de gobierno

El día 8 el PP informó de su salida del gobierno municipal, al igual que los concejales críticos de DO que aún no habían sido cesados por el alcalde. Gonzalo Pérez Jácome firmó un decreto el día 9 de septiembre en el que se daba por enterado de la espantada y asumía todas las competencias que en su día había delegado en todos esos concejales. Desde entonces, todo el Concello -salvo el área de Personal, que está en manos de Armando Ojea- depende directamente del regidor. Ahora, con la incorporación de Telmo Ucha en sustitución de Mario Sánchez, que había dimitido al estallar la crisis de DO, Jácome tiene vía libre para reorganizar el ejecutivo.

Ucha, vinculado profesionalmente al mundo de la seguridad, podría asumir el mando de la Policía Local y los bomberos, pero también otra áreas. No en vano, hasta que se produjo la ruptura, eran doce (sin contar con el alcalde) los concejales que tenían competencias de gestión. Ahora Jácome encabeza un gobierno formado por únicamente tres personas, aunque prevé delegar también en los directores generales y en el city manager, Francisco Cacharro.

Telmo Ucha Álvarez
Telmo Ucha Álvarez

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Jácome se reivindica como el único «interlocutor válido» de su partido