«Este verán vai depender da actividade incendiaria»

El director xeral de Montes, Tomás Fernández-Couto, presentó en Ourense la campaña de extinción de incendios


ourense

En la provincia de Ourense trabajarán unas doscientas brigadas antiincendios en esta campaña, según contabilizó el director xeral de Montes, Tomás Fernández-Couto, sumando las cuadrillas autonómicas, unas cien, a las que aportan concellos y GES. Las contrataciones se prolongarán hasta el 31 de octubre y las vacantes en el dispositivo autonómico están cubiertas, aseguró el responsable autonómico. Fernández-Couto indicó que, a lo largo del próximo mes, estarán operativas 44 cámaras de vigilancia en toda Galicia, la mayoría de ellas en Ourense, que reforzarán el trabajo humano. Además de los medios humanos, la Xunta tendrá en la provincia cinco helicópteros, con una aeronave que estará dotada de vídeo para poder grabar y retransmitir imágenes de los fuegos.

Fernández-Couto detalló la importancia de mantener limpias las franjas de seguridad, tanto para facilitar la labor de los equipos de extinción y para prevenir riesgos en la población.

El director xeral de Montes de la Xunta, Tomás Fernández-Couto, defendió la labor realizada por el dispositivo antiincendios en la campaña pasada. Calificó de «situación excepcional» la vivida en octubre, por la situación de sequía acumulada pero, sobre todo, porque hubo, a su juicio, una «actividade incendiaria brutal». El responsable autonómico incidió en que esta, la acción de los incendiarios, es la principal causa de que en Galicia se produzcan la mitad de los incendios forestales que se generan cada año en toda España. En una presentación de la campaña de este año ante los medios de comunicación ourensanos, el director xeral abundó en esta idea: «O verán vai depender da actividade incendiaria».

Fernández-Couto alabó la eficiencia de los medios de extinción de la Xunta. Asegura que los fuegos en la comunidad se han reducido a un tercio de los que había hace una década. Aún así se siguen produciendo unos 3.500 incendios forestales cada año. El 75-80 % de ellos son provocados, según las estadísticas de los agentes, dijo Fernández Couto, aunque un informe de la fiscalía rebajó ese porcentaje al 61 %.

El responsable de la gestión forestal de la Xunta cree que «algo ocurre aquí», en la mentalidad de los gallegos, en la falta de conciencia respecto al daño y el peligro que causa el fuego y en la falta de condena a los incendiarios. Dijo que en la Administración se sienten impotentes cuando se sabe que hay algún incendiario que causa decenas de fuegos y que sigue suelto e impune.

Rechazó que se pueda culpar a los brigadistas como causantes y atribuyó la denominada «economía do lume» -que generalmente se refiere el dinero que genera la extinción de incendios- al ahorro que busca el vecino que planta fuego para limpiar el monte, en lugar de contratar un desbroce.

 

Denuncian falta de personal

Por otro lado, En Marea registró una iniciativa en el Parlamento de Galicia emplazando a la Xunta a dotar al distrito XI, Arenteiro-O Ribeiro, de más personal para poder combatir los incendios las 24 horas del día.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«Este verán vai depender da actividade incendiaria»