Constructores


Si las nuevas tecnologías avanzan una barbaridad en distintos campos, los pasos experimentados en el mundo de la construcción animaron a distintos promotores inmobiliarios a dar rienda suelta a una carrera sin fin, para levantar el edificio más alto del mundo.

En Dubai brilla el cinematográfico Burj Khalifa, por el que trepó Tom Cruise en una de las misiones imposibles de Ethan Hunt. En la cosmopolita Shanghai, encontramos en el corazón del distrito de Pudong -cuna de rascacielos-, la torre que ha sido bautizada con el nombre de la ciudad.

Hasta los árabes se unieron al desafío, elevando en la zona neurálgica de La Meca, el complejo conocido como Abraj Al Bait, en el cual encierran el hotel más alto del mundo. Y todo a escasos metros del punto de peregrinaje de la Kaaba.

Y con todo, estas joyas de la ingeniería son más fáciles de edificar que un equipo ganador en cualquier deporte profesional. Que se lo digan al jeque al que no bastó encajar a Neymar en Paris para vencer lejos de Francia e, incluso, a los victoriosos Cleveland Cavaliers, que ni ganando un anillo de la NBA pudieron mantener juntos al rey LeBron y a Kyrie Irving.

Con menos mimbres y ni atisbo de tantos millones de moneda extranjera, en el COB tienen a su arquitecto particular en un Gonzalo García de Vitoria que año a año comienza de cero en la construcción de su plantilla. Y con toda naturalidad, el técnico vasco asume que lo normal es arrancar con dos jugadores del pasado curso. Sin duda, es el constructor ideal para la austera planificación cobista y para un mundillo como el de la escabrosa LEB Oro.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Constructores