«No puedo atender a mis clientes»

La responsable de la empresa Pecado de Outono dice que esta campaña está siendo «un desastre»


xinzo / la voz

Anabel Dacosta es la responsable de una de las escasas industrias transformadoras de la castaña en Ourense. Su industria, Pecado de Outono, distribuye castaña en fresco, harina de castaña y el producto deshidratado a diferentes puntos de España. «Es un desastre, una campaña muy mala. El gorgojo está muy presente y tienes que seleccionar mucho. No estoy pudiendo enviar producto fresco a mis clientes desde hace una semana y no lo voy a poder hacer de momento, porque perdería clientela por la mala calidad», señaló.

Dacosta mencionó que la otra circunstancia que está provocando pérdidas a su empresa en este inicio de campaña es el bajo precio actual del producto. «El año pasado en el arranque de la campaña se situaba en 1,70 euros el kilo, ahora estamos en 80 céntimos, así no podemos hacer nada», remarcó.

Esta productora e industrial incidió en que el producto no se recuperará en las próximas semanas aunque empezara a llover ya: «Creo que ya sería tarde, la castaña está seca, totalmente deshidratada. Hay que seleccionar muchísimo para poder envasar algo de calidad y con garantías. Hay muchísima larva en este inicio de la recogida».

El problema de la avispilla está ya muy arraigado en esa zona de la provincia ourensana. «El bicho cae al suelo y se queda en el entorno del árbol. Sobrevive, lo que daña al castaño durante varios años. Este verano y otoño la plaga se ha extendido de una forma bestial en los últimos meses y provocará un daño tremendo ahora y más adelante», sentenció Dacosta.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«No puedo atender a mis clientes»