Indagando el final de las estrellas

Investigadores de Vigo estudian la relación entre dos fases tardías de la vida de los astros


vigo / La voz

Por casualidad, en una investigación de los años 50 se localizaron un tipo de estrellas llamativas por su color azul. Eran de tamaño pequeño y registraban muy altas temperaturas y fueron bautizadas como subenanas calientes de tipo O. En los 80 se trató de investigar su origen pero los medios disponibles no eran los correctos y las conclusiones no fueron muy esclarecedoras. Investigadores de la Universidad de Vigo se han vuelto a fijar en ellas y se plantean su relación con un fenómeno sobre el que también existen todavía muchas incógnitas: las nebulosas planetarias, una fase por la que pasan la mayoría de las estrellas y en la que eyectan toda la materia excepto el núcleo.

Con su investigación el grupo de Astronomía y Astrofísica de la Universidad de Vigo quiere determinar si las estrellas subenanas calientes tipo O, también conocidas como Sdo, son el objeto central de las nebulosas planetarias. Demostrar la existencia de esta relación permitiría acotar los orígenes de estas estrellas, como explica la profesora Ana Ulla Miguel, aunque al mismo tiempo también abriría una «parcela de coñecemento» que por el momento está bastante desierta.

El proyecto para indagar en estas conexiones lo iniciaron a finales del 2009 y cuenta con una subvención de la Xunta de Galicia. La primera fase consistió en localizar todo lo que se había publicado hasta el momento sobre el tema, proceso que forma parte de la tesis d una de las componentes del grupo, Alba Aller Egea. Ya durante el 2010, los miembros de este grupo dispusieron de unas veinte noches en los observatorios de Calar Alto en Almería y del Roque de los Muchacho en La Palma para su estudio. Algunas de esas noches no fueron muy productivas, sobre todo, en invierno. No es una tarea fácil observar este tipo de astros, son relativamente pequeño y están clasificadas únicamente unas quinientas. «Representa un porcentaje ínfimo solamente de aquellas estrellas de baja masa», explica Alba. De ahí, que actualmente haya pocos grupos que estén investigando sobre las Sdo. En España solo está este equipo pero hay otras investigaciones en marcha en Francia, Alemania, Sudáfrica y Canadá.

Con todos los datos pretenden hacer una catalogación, clasificación y caracterización física de estas estrellas para después poder sacar conclusiones.

Candidato

Queda otro año y medio de duro trabajo para el grupo vigués. El final del proyecto está previsto para diciembre del 2012. Las observaciones continuarán este año y han pedido permiso también para poder usar un observatorio de Chile y así también tener datos del hemisferio sur. Si continúan a este ritmo se podrán estudiar alrededor de unos doscientos objetos en total, una muestra, en principio, suficiente para sacar conclusiones.

Eso será si todo sale según el guión, una característica que no suele ser muy habitual en el campo de la astronomía, donde muchos descubrimientos no son inicialmente el objetivo de la investigación. «Siempre hay sorpresas», reconoce Luis Miranda Palacios, científico del Insitituto de Astrofísica de Andalucía que colabora en esta investigación. «Puedes encontrar un objeto que por sus características te obligue a centrarte en su estudio», añade. No sería nada raro que les pasase. No pueden avanzar muchos detalles pero en las observaciones del año pasado ya han localizado un objeto que podría ser un firme candidato a estudio a fondo por su interés.

Para saber más habrá que esperar. Al fin y al cabo, en astronomía un año es como decir nada. Por ejemplo para que el sol llegue a la fase de nebulosa planetaria se calcula que quedan aún unos 5.000 millones de años. Será por tiempo.

Las nebulosas planetarias, a pesar de su nombre, no tienen nada que ver con planetas. Es la fase final por la que pasan la mayorías de las estrellas de masa baja. Las capas exteriores se desprenden, eyectando toda la materia. Cada nebulosa tiene una forma totalmente tan distinta y aún no hay acuerdo científico sobre el motivo. La teoría del grupo vigués es que en algunos de estos casos el objeto central son estrellas subenanas de tipo O, algo que se si demuestra podría aclarar algo más sobre sus orígenes.

«No entiendes realmente algo a menos que seas

capaz de explicárselo a tu abuela», Albert Einstein

Equipo

El grupo de Astronomía y Astrofísica de la Universidad de Vigo lo componen nueve personas, cinco de ellos son doctores.

Divulgación

El grupo compatibiliza la investigación con labores de divulgación de este campo científico que tanto llama la atención.

Secundaria

Además de en la propia Universidad, realizan con frecuencia actividades en centros escolares. No solo le han enseñado a los alumnos algunos conceptos básicos sino que también ha realizado cursos para que los profesores puedan defenderse.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Indagando el final de las estrellas