Un enfrentamiento convertido por los vecinos en silencio y precaución


Las presiones denunciadas por la farmacéutica de Baltar contra el alcalde al asegurar que la coaccionó para que despidiera a su auxiliar, que se presenta como número dos por el PSOE en la localidad ha enmudecido a los vecinos. No por la sorpresa, que no la mostraban al conocer la noticia, sino por no querer exponer sus opiniones al respecto. «Eu non sei diso. Non teño nada que opinar», fue una de las principales frases que suenan en la localidad cuando se pregunta por ese especial caso. Ni siquiera entre ellos parecen querer comentar lo sucedido a pesar de haberse convertido en los protagonistas de la vida política en la provincia de Ourense durante esta semana. «Tería moito que contar, pero non agora», dice finalmente uno de los vecinos que al mismo tiempo mira hacia un lado y otros e incluso se expresa sin mirar directamente a los ojos.

En el Concello de Baltar también es importante la procedencia. «Esa nin sequera é de aquí», dice uno al que contesta un amigo: «Bueno, ningún en realidade somos de aquí». Mientras otra mujer me dice que hace años que ya no es vecina -empadronada- en el Concello. «Non quería problemas».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

Un enfrentamiento convertido por los vecinos en silencio y precaución