Putin el yudoca

Luis Ferrer i Balsebre
luis ferrer i balsebre EL TONEL DE DIÓGENES

OPINIÓN

DPA vía Europa Press

27 feb 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

Me pidieron que escribiera acerca de la personalidad de Vladimir Putin y, aunque siempre me gustaron las patobiografías, no me atreví a decir certeza alguna, si acaso, una simple especulación de salón nacida de la información indirecta que ofrece la prensa. 

Sobre la personalidad de Putin se ha dicho todo lo que parece obvio: es frío, agresivo, dominante, narcisista, competitivo, ambicioso, individualista, introvertido, suspicaz... Todas las características propias de un líder carismático y autoritario, uno de esos mandatarios cuya influencia en su pueblo oscila entre la necesidad del líder carismático y el pánico al dictador, inexorablemente predispuesto al fanatismo y, como colofón, a las explosiones de violencia hacia los grupos resistentes a su criterio.

Al líder nato le impregna la pasión de mandar y el empeño por contagiar su ideal hasta el punto de sacrificarlo todo por conseguirlo y, llegado el caso, imponerlo. No basta el talento ni las características personales, hace falta una motivación tan cargada emocionalmente que rebase lo racional y pueda llevar a conductas nada razonables.