Suscríbete 1 año y te regalamos 140 días gratis
Quiero la oferta

Nuevos fanatismos

Carlos G. Reigosa
Carlos G. Reigosa QUERIDO MUNDO

OPINIÓN

BAZ RATNER

22 nov 2021 . Actualizado a las 10:40 h.

Nos informan con frecuencia de los diversos fanatismos que han cubierto y siguen cubriendo de sangre (y de otras desgracias) los tiempos pasados y también los presentes, en distintas partes del mundo. Pero no siempre encontramos una explicación de por qué sobreviven esas viejas excrecencias de una penosa historia de la humanidad. 

Basta con asomarse a un libro de historia universal para encontrarnos, sin necesidad de remontarse a etapas muy distantes, con episodios bélicos brutales, cruentos y escarnecedores. Y hay que decir que estos espacios temporales no se limitan a las dos guerras mundiales del siglo XX, sino a toda la historia de la humanidad.

¿Dónde tiene sus raíces esta plaga? Es una cuestión compleja, ciertamente. Pero el gran escritor judío Amos Oz (1939-2018) nos puso, quizá, en la mejor pista para entender algo de aquello sobre lo que estamos hablando. Porque fue él quien se planteó cómo se afronta el fanatismo (ya que la cosa suele ir de fanatismos). Y escribió: «¿Cómo curar a un fanático? Porque perseguir a un puñado de fanáticos por las montañas de Afganistán es una cosa. Luchar contra el fanatismo, otra muy distinta».