Móviles: los efectos del «trumpazo»

Javier Armesto Andrés
Javier Armesto CRÓNICAS DEL GRAFENO

OPINIÓN

ALY SONG | Reuters

19 ago 2021 . Actualizado a las 08:54 h.

Apunto de entrar en el cuatro trimestre del año, ya tenemos una foto fija de cómo se está reconfigurando el mercado de los fabricantes de smartphones tras la desaparición de Huawei de los primeros puestos como consecuencia del boicot declarado por el Gobierno estadounidense, que de momento no ha revocado la decisión de Donald Trump de incluir a la compañía en la lista negra (Entity List) de firmas con las que las tecnológicas norteamericanas tienen prohibido hacer negocios.

El ránking lo sigue liderando la coreana Samsung, con una cuota de mercado del 18 % a finales del segundo trimestre, lo que supone una caída porcentual de dos puntos respecto al año anterior. Le sigue la china Xiaomi, la gran beneficiada por el veto de Washington a Huawei, que se ha aupado al segundo puesto con el 16 % de la tarta de los móviles, seis puntos más que en el 2020 y el doble que en el 2019. Su crecimiento es casi exponencial y en Seúl tienen motivos para preocuparse (si es que liderar el podio de la venta de teléfonos inteligentes quita el sueño a un grupo que, además de la electrónica del consumo, tiene divisiones aeronáuticas y navales, entre otras muchas).

Apple, fiel a su idiosincrasia de sitio distinto, ha conseguido mantenerse en tercera posición con una cuota del 15 %, un punto más que el año anterior. Para la compañía de la manzana los trimestres buenos son el cuarto y el primero, ya que es cuando se beneficia del tirón de los nuevos iPhone, que suele presentar en septiembre. De hecho, en otoño pasado vendió más móviles que cualquier otro fabricante, incluido Samsung.