Cómo meter cizaña desde el Ministerio de Igualdad

cristóbal ramírez EN LÍNEA

OPINIÓN

Mariscal

28 jun 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Si por algo se ha caracterizado Galicia en los últimos decenios es por la sana convivencia. Seguro que también -y por suerte- sucede en otras zonas de España, pero aquí estamos en cabeza o, al menos, en el grupo de cabeza. 

El que se haya ido por el vertedero de la historia el fanatismo estéril de las mareas y que el fanatismo mucho más peligroso de Vox no haya pasado Pedrafita ha contribuido a ello.

Porque ni la Xunta está en manos de radicales que tensen a la sociedad ni lo están el Concello de Santiago, el de Baralla, el de Ribadeo o el de Tui. La convivencia es, para nosotros, los gallegos, un bien supremo que hemos podido alcanzar. Bingo.