Tampoco los conserveros


Alos conserveros les parece poco adecuada la aplicación de Nutriscore a sus conservas de pescado y marisco (La Voz, 19-3). El algoritmo de Nutriscore debe adaptarse a las conservas y semiconservas para que valore adecuadamente la calidad de sus proteínas, las aportaciones de omega-3, etcétera.

 Nutriscore es una información visual, mediante la cual se pretende que los consumidores perciban, de forma fácil, la calidad de los alimentos procesados envasados. Consta de cinco letras A, B. C, D, E sobre fondo de colores que van del verde oscuro (A) al rojo (E), pasando por el verde claro (B), amarillo (C) y naranja (D). Los productos de mayor calidad llevarían la A y los de menor, la E.

Para el cálculo de la calidad y la asignación de la letra se usa un algoritmo que ha encontrado muchos problemas para lograr una síntesis veraz. Se tienen en cuenta los ingredientes beneficiosos para la salud: fibra, proteínas, proporción de frutas o verduras. Los niveles altos se consideran buenos para la salud. En el cálculo también intervienen los ingredientes no saludables: grasas saturadas, azúcares, sodio. Niveles altos se consideran poco saludables.

Antes de Nutriscore y con Nutriscore, los alimentos llevan una lista de ingredientes y una información nutricional: proteínas, grasas, hidratos de carbono, energía. Ahora se busca que esa información entre por los ojos sin esfuerzo alguno. Me quedo con lo anterior a Nutriscore.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

Tampoco los conserveros