Tormenta perfecta a favor de Sánchez

E. Parra. POOL

Un año después del comienzo de la pesadilla pandémica, con la brutal crisis económica subsiguiente, las encuestas -y el test de las elecciones catalanas- dicen que Pedro Sánchez resiste. ¿Cómo es posible que los socialistas no hayan sufrido el desgaste que parecería esperable y lógico con este escenario si se tienen en cuenta, además, los errores que ha cometido en la gestión del coronavirus? Hay varios factores que pueden explicarlo, empezando por el paraguas de medidas sociales inéditas que el Gobierno ha puesto en marcha (ERTE, ayudas a autónomos, incipiente ingreso mínimo vital...). Pero, para que el manual de resistencia del presidente haya funcionado de nuevo, han tenido una contribución esencial los demás partidos. En primer lugar y muy destacado, un PP desnortado, sin más proyecto que el acoso y derribo de la coalición gubernamental, sin sentido de Estado en una situación crítica, con un líder muy débil, a merced de los barones (por un lado, Feijoo; por otro, Ayuso), zarandeado por la corrupción y a rebufo de la agenda de la ultraderecha. Ciudadanos es, por los gravísimos errores que cometió Rivera y no ha enmendado Arrimadas, un cadáver político. Por su parte, las posiciones maximalistas de Pablo Iglesias en ciertos asuntos (cercanía a los independentistas, insistencia en abrir el debate monarquía-república en medio de la peor crisis que se recuerda, aireamiento de las discrepancias en el gabinete, ley trans...) hacen aparecer a Sánchez como un socialdemócrata centrista y moderado. De todo esto se aprovecha Vox, pero es que eso también le interesa al líder socialista: cuanto más desunida y radicalizada esté la derecha más posibilidades tendrá de seguir en la Moncloa. Todos parecen jugar a favor de Sánchez. Es la tormenta perfecta.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
13 votos
Comentarios

Tormenta perfecta a favor de Sánchez