Messi, el Tesla del balón

Javier Armesto Andrés
Javier Armesto EL QUID

OPINIÓN

JON NAZCA

05 feb 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Los forofos del Barcelona y sobre todo de Messi lo defienden estos días argumentando que lo que «genera» el jugador para el club es muy superior a lo que percibe por contrato, lo cual justifica sobradamente esos 11,5 millones brutos que se lleva a casa cada mes. Pero, ¿cómo se calcula lo que aporta Messi a la empresa FC Barcelona? Es complicado: podemos contar el número de camisetas que vende... y poco más. Los derechos de imagen son suyos al cien por cien, algo que precisamente ahora se está renegociando de cara a su hipotética renovación. Así pues, lo que convierte a Messi en ese gran generador que dejaría fundido a Nikola Tesla es la electricidad de sus regates, la chispa de sus asistencias y, en definitiva, la magia de sus goles. El problema es que Messi no juega solo, igual que tampoco lo hacía Maradona. Sin Xavi, Iniesta y otros ocho compañeros en el campo no enviaría el balón a la red ni una sola vez. Alguna parte tendrán ellos en los triunfos y derrotas del equipo. Un ejemplo: anteayer el Barcelona iba perdiendo con el Granada en el minuto 88 hasta que dos goles de Griezmann, otros dos de Jordi Alba y uno de De Jong le dieron la vuelta al encuentro y a la eliminatoria. Messi dio el pase del primero. ¿Vale eso 555 millones? No, Messi no es el principal activo del Barcelona porque un activo es un recurso del que una entidad espera obtener beneficios económicos, no que la deje en bancarrota.