El enigma de «las últimas consecuencias»


La idea de Pedro Sánchez de otro pacto de reconstrucción a nivel autonómico y local puede ser una genialidad, no voy a negar la capacidad imaginativa del presidente. Pero es también una nueva muestra de improvisación. Es difícil calificar de otra forma la sucesión de los hechos: el lunes, los señores Sánchez y Casado mantuvieron una conversación que parecía abrir el camino para el comienzo de los diálogos; dos días después, el miércoles a primera hora, el mismo señor Sánchez le propone al mismo señor Casado ese pacto en todas las administraciones. Y lo propuso de forma que mereció todas las interpretaciones posibles: hubo quien vio una oferta de apoyo a gobiernos del PP; hubo quien vio una forma de meter presión a ese partido; hubo quien llegó a ver un truco para tratar de romper la alianza de PP, Ciudadanos y Vox, singularmente en Andalucía y Madrid, y hubo quien descubrió un intento de arrebatar gobiernos con el apoyo de Ciudadanos, que ahora parece más propicio a entenderse con el PSOE que con los partidos conservadores.

Para seguir leyendo, suscríbete a La Voz de Galicia


Estar bien informado nunca fue tan necesario


Más de trescientos periodistas, corresponsales y analistas trabajan en La Voz todos los días para personas como tú, que buscan información contrastada, reportajes y artículos de opinión sobre Galicia, España y el mundo.

SUSCRIPCIÓN WEB+APP
  • Para acceder a los contenidos elaborados para nuestros suscriptores en nuestra web o APP, te ofrecemos nuestra suscripción digital gratis durante los próximos 30 días
Prueba 30 días gratis
Sin compromiso de permanencia
  • Incluye todas las ventajas de la suscripción WEB+APP
  • Réplica digital en PDF del periódico impreso
Suscribirme
Sin compromiso de permanencia
  • Incluye todas las ventajas de la suscripción WEB+APP
  • Periódico impreso el fin de semana + réplica digital en PDF
Suscribirme
Sin compromiso de permanencia
  • Incluye todas las ventajas de la suscripción WEB+APP
  • Periódico impreso toda la semana + réplica digital en PDF
Suscribirme
Sin compromiso de permanencia

El enigma de «las últimas consecuencias»