¡Dejen a los medios hacer su trabajo!


La infame pregunta del CIS de Tezanos sobre si habría que restringir y controlar las informaciones ha causado lógica preocupación. Tezanos debería haber dimitido o ser destituido inmediatamente. Su posición es insostenible. No hay duda de que la difusión de bulos y falsedades es dañina para la democracia, pero hay instrumentos legales para combatirlos. No tienen nada que ver con la información, que por su misma esencia debe ser libre, aunque deontológicamente es exigible que sea fiable, contrastada y veraz. La libertad de expresión es un derecho básico y fundamental sin el cual la democracia y la libre opinión pública no existen. Sus limites los marca el Código Penal, no el Gobierno ni mucho menos el CIS. Dicho todo esto, nuestro país es un Estado de Derecho en el que la libertad de expresión está garantizada en la Constitución, que deja claro que no se puede restringir mediante ningún tipo de censura previa. Algo que debería saber Tezanos. Basta dar un repaso a los diferentes medios de comunicación para ver que se está ejerciendo plenamente la labor de fiscalización y control del poder propia de los medios en democracia, a pesar del estado de alarma. Las críticas a la gestión del Gobierno por el coronavirus son prácticamente unánimes y la dureza de las mismas depende del sesgo de cada emisor. Argumentar que en España está amenazada la libertad de expresión o incluso que nuestro país se encamina hacia un modelo autoritario solo puede concebirse desde el sectarismo, la exageración o el desconocimiento. Aunque realizar una pregunta tan aberrante como la de Tezanos es lógico que provoque inquietud. ¡Dejen trabajar a los medios!

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
21 votos
Comentarios

¡Dejen a los medios hacer su trabajo!