Vuelta a la escuela de calor

Orestes Suárez Antón TRIBUNA

OPINIÓN

CHARLES PLATIAU | reuters

25 sep 2019 . Actualizado a las 12:33 h.

A inicios del curso pasado, el primer viernes de escuela, Greta Thunberg se declaraba en huelga por el clima. En solitario y pancarta en mano, plantada ante el Parlamento de Suecia, su gesto devolvía el calentamiento global a las primeras planas. Ahora, los #FridaysForFuture, transformados en fenómeno generacional, congregan cada viernes a millones de jóvenes de todo el mundo que reclaman las medidas urgentes que necesita el planeta.

Por lo pronto, Europa mantiene el compromiso de descarbonizar su economía para el 2050, tal y como, antes del verano, daba cuenta Von der Leyen en su discurso de investidura como presidenta de la Comisión. Con esa perspectiva, cabe prever que los mediocres acuerdos para el medio plazo alcanzados durante la pasada legislatura europea sean revisados en breve.

En este contexto, España destaca entre los pocos de la UE con un Plan de Energía y Clima significativamente ambicioso, con objetivos para 2030 del 42 % en renovables. Un compromiso personal del presidente Sánchez, muy superior al comunitario del mero 32 %. Cuarto europeo en participación renovable, con el segundo parque eólico -que otrora encabezara Galicia-, nuestro país avanza de nuevo por la senda de la sostenibilidad.