El tambor de Hugo Molina


En una semana he visto a Hugo Molina, con solo dos añitos, tocar prodigiosamente el tambor en Got Talent, en otro plató de Telecinco y en un vídeo viral de la Semana Santa de Almería. Hugo es un fuera de serie, un crío con un sentido del ritmo superlativo que deja a cualquier persona con la boca abierta. Por eso el pasado lunes los espectadores votaron sin dudar el pase de oro para Hugo, entregados como hemos estado todos al talento de un bebé que nada más salir al escenario fue capaz de decir en el colo de su padre: «Hola, Risto». Un portento. Pero ha sido en ese preciso instante, cuando la mayoría se volvía loca con el desparpajo riquiño de Hugo, cuando a mí me ha empezado a dar grimilla esa sobreactuación. Lo digo con toda la delicadeza por tratarse de un renacuajo encantador que solo merece aplausos y mi admiración, pero de siempre me han repelido esos shows en los que los niños se vuelven resabiados y el centro de atención. Siendo justos con Got Talent hay que decir que no es de los espacios que más se ha prodigado en la caza y pesca de los menores, aunque ya empieza a olisquear que ahí tiene un filón. Lo sabe bien Telecinco que ha paseado a Hugo -de la mano de sus padres- por sus magacines, en los que el pequeñajo ha repetido actuación con su tambor como en cualquier feria. Hugo tiene solo dos años. Ese sí es suficiente prodigio.

Hugo, de solo dos años, impresiona tocando el tambor en «Got Talent»

M. Pérez

El jurado, muy impresionado por el talento del pequeño, le otorgó cuatro síes para pasar a la siguiente fase

«Tengo preparado al siguiente concursante», comenzaba diciendo el presentador, Santi Millán. «Es el concursante más joven que ha participado en Got Talent España, tiene dos años», continuaba ante los gestos de sorpresa de los miembros del jurado (Paz Padilla, Dani Martínez, Edurne y Risto Mejide). «Para él esto es un juego, cuando salga no le aplaudáis porque igual se cohibe», les pedía el presentador. Segundos después Hugo salía al escenario en los brazos de su padre. 

«Nos animamos a presentarlo a Got Talent porque creo que realmente es una cosa nueva que no se ve mucho. A cualquier sitio que vamos, el niño es impresionante el oído que tiene, el ritmo, que le nace», explicaba su padre Manuel Jesús. «Estamos con la incertidumbre de que toque o no toque, porque es muy chiquitito con las luces...», explicaba su madre en el vídeo de presentación. 

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El tambor de Hugo Molina