Y de repente, el hidrógeno


Si los consumidores están confundidos acerca de qué tipo de vehículo comprar -gasolina, diésel, gas natural comprimido, gas licuado de petróleo, híbrido, híbrido enchufable, eléctrico puro...-, los fabricantes no se quedan atrás. Un ejemplo: Audi acaba de lanzar el e-tron y prevé presentar treinta nuevos modelos movidos exclusivamente por baterías de ión-litio hasta el 2025; pero, al mismo tiempo, ha anunciado que va a colaborar con Hyundai en el desarrollo de la tecnología de pila de combustible de hidrógeno para vehículos.

La asociación con la marca coreana tiene su explicación, y es que es una de las pocas del mundo que tiene actualmente a la venta un coche de hidrógeno, el SUV Nexo. Los otros son el Toyota Mirai y el Honda Clarity Fuel Cell. Pero las declaraciones del presidente del consejo de administración de Audi, Bram Schot, dejan entrever que no se trata de una sinergia por puro márketing: «Hay que tratar de encontrar la manera más efectiva y eficiente de almacenar la electricidad. Ahí es cuando llegas a las pilas de combustible de hidrógeno». Y asegura que va a poner «más prioridad, más dinero, más recursos humanos y más confianza» en esta tecnología.

Detrás de esta iniciativa podría esconderse la preocupación de la industria del motor por la posible escasez de materiales para producir baterías para coches eléctricos. La propia Tesla habría reconocido recientemente -en una conferencia a puerta cerrada celebrada en Washington con compañías mineras, reguladores y legisladores de EE.UU.- que en poco tiempo podría no haber minerales suficientes para la extensión del e-car a nivel planetario. Especialmente, niquel y cobre (los vehículos eléctricos usan el doble de cobre que los que tienen un motor de combustión).

¿Más señales? Una empresa de camiones híbridos de Arizona, Nikola Motor, acaba de anunciar una línea de semirremolques propulsados por hidrógeno y un prototipo de camioneta con pila de combustible para el mercado europeo (Nikola Tre). Para el 2028 planea implantar más de 700 puntos de recarga de hidrógeno, que, por cierto, permite llenar el depósito en 5 minutos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

Y de repente, el hidrógeno