Yo soy de Ourense


Cuando estás en el extranjero y dices que eres español enseguida te preguntan por el Real Madrid y por el Barça. Cuando estás en algún rincón de Galicia, o incluso del resto de España, y dices «Yo soy de Ourense» por lo que te preguntan es por A Chavasqueira. Puede sonar a exageración pero en los últimos años el complejo termal a las orillas del río Miño, junto con el resto de instalaciones de ocio de la zona, había logrado convertirse en tarjeta de presentación de la ciudad de As Burgas (porque, a todo esto, la capital lleva el termalismo hasta en el apodo).

Es habitual que amigos y familiares pidan consejo para disfrutar de las termas cuando planifican una visita a Ourense. Y también que se muestren encantados con lo que se encuentran. De hecho ver cómo los de fuera valoran algo tan nuestro ha contribuido a mejorar la autoestima de la ciudad y a que los ourensanos estemos orgullosos y saquemos pecho como quien no quiere la cosa.

El incendio que calcinó las termas de A Chavasqueira es un inconveniente, sin duda alguna, pero también tiene que ser una oportunidad. Las llamas deben provocar algo más que cenizas. Es el momento ideal para que los representantes públicos se tomen el termalismo en serio y sean conscientes de que, aunque pioneras y muy concurridas, convertir el agua caliente en la verdadera industria de la ciudad pasa por ir más allá de A Chavasqueira.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

Yo soy de Ourense