Espíritu navideño


Investigada por múltiples delitos, luego «arrepentida», luego no, Carme Forcadell presidió ayer la diputación permanente del Parlament para recurrir lo que ella misma se empeñó en poner en marcha: el 155. Le volvieron a dar oxígeno los comunes, ahora, pues ya solo son ocho, menos comunes. Ahí la tienen, en pose Ebenezer Scrooge del Cuento de Navidad de Dickens antes, claro, de la aparición de los fantasmas. Su gesto es puro espíritu navideño... Normal: después de armar un belén monumental quiere seguir haciéndonos la pascua a todos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos
Tags
Comentarios

Espíritu navideño